L
literature

La leyenda del Everfree 04

YuuriIshtar's avatar
By YuuriIshtar   |   
0 0 357 (1 Today)
Published:
4 La magia se pone en marcha


El sol brillaba en el lago y una suave brisa soplaba a través de los árboles. Cada una de las tiendas se veía como una joya en el borde del bosque. Los campistas se dirigían a sus tiendas asignadas y desempacaban.

Rarity revisaba los diversos  atuendos  que había llevado.

—Estoy a favor de aprender las reglas de seguridad, pero espero poder empezar a trabajar cuanto antes en mis diseños para el desfile del campamento.

Applejack miró con añoranza hacia los muelles y canoas.

—Aún no puedo creer que le hablaras a Gloriosa sobre tener un desfile de modas. Estamos en medio del bosque, por lo que más quieras. Se supone que salgamos a la intemperie.

Rarity optó por ignorar lo que Applejack acababa de decirle.

—Está claro por el guardarropa de Gloria que ella aprecia un buen atuendo. Incluso si estamos en medio del bosque.

—Supongo que sí —suspiró Applejack—, con tal de que no me pongas  uno de tus pomposos atuendos.
Rarity se mordió el labio, tratando de no sonreír.

Applejack parecía derrotada.

—Lo harás, ¿no es así?

—No te preocupes, querida —le aseguró Rarity—,irá absolutamente acorde a  tu sentido personal de estilo. —Sus ojos se estrecharon mientras estudiaba el atuendo  de Applejack—. Sólo que mucho más vanguardista.

—Si tú lo dices —aceptó Applejack de mala gana.

En la tienda Zafiro, Sunset había desempacado y estaba tratando de averiguar por qué se sentía tan incómoda.

—Eso fue raro, ¿cierto? ¿Lo que pasó con ese tal Filthy Rich? —le preguntó a Twilight.

—¿Hmm? —Twilight estaba distraída, realmente no estaba escuchando; estaba pensando en Timber Spruce—. Eso creo.

—¿Te importa con cual cama quedarte? —le preguntó Sunset.

Twilight sacudió la cabeza, y Sunset lanzó su saco de dormir sobre una de ellas. Twilight desenrolló el suyo en la cama de al lado y Spike dio vueltas en círculos sobre esta, tratando de ponerse cómodo.

—Uno, dos, tres —contó Spike mientras giraba. Él podría ser capaz de hablar, pero seguía siendo un perro. Se dejó caer con su cabeza sobre sus patas y miró a las chicas—. Tampoco tengo idea de por qué hago eso.

Sunset le sonrió, pero no podía dejar de pensar en su llegada al campamento. Algo estaba mal, pero ¿qué era?

—Es sólo que tengo la sensación de que Gloriosa está ocultando algo —le dijo a Twilight y se dio cuenta que tenía una mirada perdida en sus ojos—. Sin embargo su hermano es bastante lindo.

Twilight se sonrojó.

—Él está bien.

—¡Ahora mira quién intenta ocultar algo! —se rio Sunset.

—¡No oculto nada!— protestó Twilight.

Sunset le sonrió a su amiga.

—Sólo estoy jugando —pero algo más le preocupaba a Sunset—. ¿Estás bien? Parecías un poco asustada en el autobús.

—Probablemente tuvo otra de sus pesadillas —ladró Spike.

Twilight miró a Spike.

—Estoy bien.

Sunset metió su mochila debajo de su cama y no se dio cuenta que un tubo de protector solar cayó y rodó por el suelo. Escuchando a Twilight notó que estaba molesta pero pretendía no estarlo.

—Quiero decir, ¿de qué podría quejarme? —dijo Twilight —. Desde que me transferí  aquí, todos en la Secundaria Canterlot han sido muy agradables y comprensivos, —Respiró profundo—, especialmente considerando lo que sucedió en los Juegos de la Amistad.

—Eso no fue tu culpa —le recordó Sunset—. La directora Cinch es quien te animó para que trataras de usar toda esa magia y ganar los juegos para la Preparatoria Cristal. No estabas lista para tener ese tipo de poder.

Twilight no parecía aliviada.

—Pero ya se acabó —continuó Sunset—. Y si hay un grupo que te perdonará por algo que sucedió en el pasado, confía en mí, es éste.

Después de todo, Sunset ya se había convertido en una todopoderosa demonio y robado una corona mágica y cosas como esas. Pero todos cometen errores y ella había aprendido de los suyos. Había aprendido acerca de la amistad.

Rainbow Dash se asomó en la tienda.

—¿Vienen o qué?

—Ahora vamos —respondió Sunset—. Sólo quiero ponerme un poco de protector solar.

Pero ¿dónde estaba?

—Podría haber jurado que lo empaqué —murmuró Sunset.

Twilight lo vio en el suelo.

—Lo encontré —dijo, señalándolo.

Era como si un rayo de energía mágica invisible fluyera de su dedo al protector solar. Este se elevó del suelo y se dirigió  hacia Twilight. ¿Qué estaba pasando? Un cepillo para el cabello, un frasco de vitaminas, y una de las camas estaban levitando. Los ojos de Sunset estaban muy abiertos, sorprendida, y Spike estaba congelado por el asombro. Twilight sentía miedo.

De la nada, todos los objetos flotantes cayeron.

—¿Hiciste eso? —le preguntó Sunset a Twilight.

—¡Lo siento mucho! —exclamó—. No fue mi intención.

Pero Sunset estaba emocionada.

—¿Cómo es esto posible? Quiero decir, si fueras un unicornio de Equestria, sin duda, pero… —calló. Este era un aspecto totalmente nuevo de la magia Equestre que ella nunca había imaginado.

—¡No puedo creerlo! —Twilight se preocupó y enojó—. ¡Es terrible! —Estaba tan asustada de volver a transformarse en  Midnight y destruir a sus nuevas amistades, para siempre.

—Es increíble. —Sunset no estaba de acuerdo—. ¡Esto es genial!, quiero decir, todas nos hemos transformado, conseguido todo eso de las orejas, alas y colas, disparado láseres mágicos de arcoíris, pero nunca había pasado nada como esto. ¿Cómo lo hiciste?

Twilight sacudió la cabeza.

—No sé. Tal vez yo no lo hice. Tal vez es ella.

—¿Qué? —Sunset frunció el ceño—. ¿Ella? ¿Quién?

—Nadie —dijo Twilight—. No importa. ¿Podríamos no hablar de ello? Y podrías no mencionar todo esto de la levitación a las demás ¿por favor?

—¿Por qué no?

—Escuchaste a Applejack —le recordó Twilight—. Se supone que este es un lugar donde todas puedan escapar de la magia. No quiero que sepan que traje un nuevo tipo de magia loca conmigo.

—Si realmente no quieres que lo haga, no voy a decir nada —aceptó Sunset  de mala gana.

—Realmente no quiero.

Sunset observó cuidadosamente a su amiga saliendo de la tienda para unirse a las demás.

—Esto no es necesariamente algo malo —se dijo a sí misma. Miró hacia su protector solar, se acercó y colocó sus manos a unas cuantas pulgadas por encima de él. Arrugó la cara, tratando de que  la magia saliera de ella. Nada.

Spike la observaba.

—Creo que soló vas a tener que recogerlo.

Spike tenía razón. Decepcionada, Sunset agarró el protector solar. Pero no dejó ir sus dudas. No, cosas misteriosas sucedían en Everfree y estaba decidida a llegar al fondo de ellas.
© 2016 - 2020 YuuriIshtar
Saludos chicos, ya me había atrasado con esta actualización pero ya tuve tiempo de subir estos 3 capítulos (4.5.6)

Solo voy a hacer esto una vez..... ¿podrían apoyarme con un like para la pagina de un amigo? nada que ver con "MLP" sino con una serie que acaba de iniciar "Milo Murphy's Law"

www.facebook.com/milomurphylat…
Comments0
anonymous's avatar
Join the community to add your comment. Already a deviant? Log In