L
literature

La leyenda del Everfree 03

YuuriIshtar's avatar
By YuuriIshtar   |   
2 0 663 (1 Today)
Published:
3 Soleado con nubes dispersas


Los estudiantes de la secundaria  Canterlot bajaron del autobús y descargaron todos sus bolsos y maletas bajo la dirección de la directora Celestia. El sol brillaba en el lago, los pájaros cantaban y los bosques ya no parecían tan aterradores.

Fluttershy sentía como si estuviera en el cielo.

—¿No les parece hermoso el  Campamento Everfree? —dijo con entusiasmo—. No puedo esperar a nuestra primera caminata  por la naturaleza.

Spike movió la cola.

—Definitivamente quiero ir en una de esas.

—¿También quieres ver todas las adorables criaturas del bosque? —le preguntó con dulzura.

—¡Sí! —ladró Spike— Específicamente las ardillas. Más específicamente, para poder perseguirlas.

Applejack exhaló, feliz.

—Yo solo espero que esto sea rudo. Voy a hacer mi propio refugio, buscar alimento…

—Sabes que ellos nos proporcionan la comida y las tiendas de campaña, ¿cierto? —dijo Rainbow Dash riendo.

—Sí —respondió Applejack—. Aun así voy a buscar comida.

Rarity tenía ganas de tomar el sol.

—A mí solo me interesa descansar y recrearme —suspiró—, el año pasado ha sido demasiado para mi gusto.

—Ya lo creo —concordó Pinkie Pie—. ¡Luchamos con tres sirenas malvadas que trataron de hipnotizar a todo el mundo con sus canciones, una escuela rival ridículamente competitiva, y dos amigas demonios!
¡Ups! Pinkie Pie puso su mano sobre su boca. No había querido decir eso sobre Sunset y Twilight.

—Sin ofender —agregó.

—No importa —dijo Sunset.

Pero Twilight parecía molesta.

—Te acostumbrarás —susurró Sunset.

Applejack intervino.

—La Secundaria Canterlot se ha convertido en un regular imán de magia. Será agradable  huir a un lugar en el que no tengamos que preocuparnos  por ese tipo de cosas.

—¡Tú lo dijiste!—ladró Spike—. Definitivamente no tendremos que preocuparnos de que nada extraño suceda aquí.

Todas las chicas miraron al perro, al perro parlante.

Spike se encogió de hombros.

—Es decir, además de todo el asunto de que puedo hablar a pesar de ser un perro.

El apuesto flash Sentry se dirigió al grupo de chicas con una mochila en cada hombro.

—Aquí tienes, Twilight —dijo con timidez. Twilight sonrió

—Gracias, eres Flash, ¿cierto?

Flash se desanimó.

—Sí —dijo, tratando de ocultar su decepción—. Ese soy yo. Y tú eres tú.  Y no nos conocemos muy bien. —Dio un paso atrás, avergonzado—. Buena historia —murmuró para sí mismo.

Twilight estaba confundida. ¿Por qué estaba tan molesto? ¿Qué había hecho?

—Claro, supongo que nos veremos por aquí.

Sunset la llevó a un costado.

—¿Recuerdas a esa chica que se ve igual a ti cuando está aquí, pero vive en otra dimensión donde ella es una princesa poni?

Twilight asintió, escuchando.

—Flash sentía algo por ella —le explicó  Sunset.

—¡Oh!— Los ojos de Twilight se abrieron con sorpresa.

Los altavoces crepitaron.

—Hey, todo el mundo —llamó una voz suave y relajada—, si pudieran moverse al patio, sería radical. ¡Es momento de comenzar la mejor semana de campamento del mundo!

Las tiendas y el comedor rodeaban el patio principal. Había mesas de picnic en el césped, un gazebo, un reloj de sol y un tótem. Una campana sonó y los campistas se dirigieron al gazebo, donde una joven mujer estaba de pie sobre una plataforma.

Gloriosa Daisy parecía alegre y sensata. Con un sujetapapeles en sus manos, también parecía muy organizada.

—¡Hola a todos! —dijo, era la voz que se había oído en los altavoces—. Bienvenidos al Campamento Everfree. Soy Gloriosa Daisy, su directora de campamento. ¡Piensen en mí como su amigable guía de campamento  y de naturaleza! Y este es mi hermano, ¡Timber Spruce!

Un simpático adolescente se acercó para unirse a Gloriosa y saludó a los campistas.

—Piensen en mí como el chico impresionante al que siempre deben invitar para las cosas divertidas.
Gloriosa sonrió.

—Buscamos complacerles,  así que antes de designarles sus tareas en las tiendas, nos gustaría conocer la opinión de todos ustedes. Son libres  de hacer todo lo que quieran aquí.

—Excepto caminar cerca de la cantera —interrumpió Timber Spruce—. Eso está fuera de los límites.

—Sí —estuvo de acuerdo Gloriosa, su sonrisa se veía un poco menos genuina—. Pero por lo demás sus opciones están abiertas. Así que,  ¿qué actividades harían de esta la mejor semana de sus vidas?
Rainbow levantó la mano rápidamente.

—Escalada —anunció.

—¡Hecho! —exclamó Gloriosa.

La mano de Rainbow volvió a elevarse rápidamente sin esperar a que la llamaran.  

—¡Arquería!

Gloriosa asintió con su sonrisa aún en el rostro.

—Por supuesto.

—¡Tetherball! —agregó Rainbow.

—¡Naturalmente!— dijo Gloriosa, pero las demás se dieron cuenta de que estaba un poco irritada.

Cuando Rainbow volvió a levantar la mano,  Sunset suavemente la jaló hacia abajo.

—Sé que estás emocionada —susurró—, pero tal vez deberías darle a alguien más la oportunidad de hacer una sugerencia.

A regañadientes, Rainbow bajó la mano.

Gloriosa instó a Bulk Biceps.

—¡Artesanías! —dijo con entusiasmo—. Mi mamá necesita nuevos guantes de cocina.

—Yo traeré  las telas —prometió Gloriosa. Señaló a Pinkie Pie.

Pinkie saltaba con entusiasmo.

—¡Decoración de galletas!

Gloriosa rio.

—Yo hago unas buenas galletas de azúcar.

Fluttershy fue la siguiente.

—Caminatas al aire libre —sugirió en voz baja.

Gloriosa parecía satisfecha.

—Con bastones para todos.

—Un desfile de modas en donde yo diseñe los atuendos más fabulosos inspirados en las últimas tendencias y sean modelados por mis compañeros en un magnifico ambiente natural —espetó Rarity.

«Uh-oh», pensó cada una de las chicas. ¿Rarity seria decepcionada? No lo fue. Gloriosa estaba radiante.

—Una tradición del campamento —explicó, para deleite de Rarity.

Timber Spruce se rascó la cabeza, confundido.

—Literalmente nunca hemos hecho eso.

—La mejor semana de campamento del mundo, ¿recuerdas? —le masculló a su hermano en voz baja. Su alegre sonrisa nunca dejó su rostro. Observó a los campistas—. Voy a estar tomando las peticiones todo el tiempo que estén aquí, así que si hay algo que quieran hacer o que necesiten, sólo tienen preguntar. ¡Yo me encargaré!

La directora Celestia, que estaba de pie al fondo de la multitud, levantó la mano.

—¿Qué hay del regalo al campamento? Esa era mi tradición favorita del Campamento Everfree.

—¡El regalo al campamento! —Gloriosa chocó sus manos—. ¡Por supuesto!

Timber Spruce estaba  aún más confundido.

—¿Es en serio?

—Sí, en serio —susurró Gloriosa con los dientes apretados.

—Solo pensé…

Gloriosa lo fulminó con la mirada, y se detuvo a media frase.
—Entonces pensaste mal.

Sunset había estado notando los susurros intercambiados entre los hermanos.

—¿Alguien más está notando una pequeña tensión entre Gloriosa y su hermano?

Las chicas se encogieron de hombros. No realmente. Estaban  demasiado emocionadas por todas las actividades que estaban a punto de comenzar.

Gloriosa terminaba su introducción.

—Aquí en el Campamento Everfree, nuestro lema siempre ha sido: «Deja el mundo un poco mejor de cómo lo encontraste. »  Cada año, los campistas trabajan juntos para crear algo útil,  un regalo para los futuros campistas. Trabajar en esta meta en conjunto es vital para formar fuertes lazos que durarán mucho más allá de su estadía en  el campamento.  —Miró por un momento a su hermano, Timber Spruce—. Y por eso es tan importante. Este gazebo fue un regalo del grupo del año pasado. Y el tótem y el reloj de sol también fueron hechos por campistas.

—El reloj de sol fue el regalo de nuestro año —le explicó la directora Celestia a sus estudiantes.

—A pesar de que algunos pensaban que era impráctico, ya que un reloj de sol no puede usarse en la noche —agregó la vicedirectora Luna, con los labios fruncidos.

—Eso puede ser cierto —la directora Celestia dijo de manera cortante—, pero si algunas personas hubieran tenido una mejor actitud al respecto, no habrían sido enviados a la tienda de la Piedra Lunar.

—Afortunadamente, algunas personas eventualmente fueron perdonadas por su comportamiento impulsivo.

Las chicas escucharon con ojos abiertos mientras sus maestras discutían. Era fácil olvidar que alguna vez habían sido campistas igual que ellas.

Gloriosa Daisy se aclaró la garganta para llamar la atención de todos.

—Todos ustedes parecen un grupo realmente sorprendente, así que estoy segura de que se les ocurrirá algo inspirador para dejar.

Los campistas vitorearon.

—¡Sí, lo haremos! —gritó Rainbow Dash.

—¡Muy cierto! —gritó Applejack.

—Sin duda —concordó Fluttershy.

—Hablando de dejar cosas —agregó Timber Spruce—,  ahora es el momento de asignarles sus tiendas para que puedan dejar sus maletas.

Gloriosa lo fulminó con la mirada.

—¿Qué? —protestó Timber Spruce—. Es uno de mis mejores cambios de tema.

—Las chicas recibirán sus asignaciones con Timber —continuó Gloriosa—, y los chicos conmigo.
Todos se mezclaron para conseguir sus cartas. Cada tarjeta tenía una gema a juego y cada gema de color era una tienda especial.

—¡Sí! —exclamó Pinkie—. ¡Estoy en la tienda Esmeralda!

—¡Yo también! —Rarity sonrió.

—¡ Yo igual! —Rainbow chocó puños con Pinkie y Rarity.

Fluttershy pareció algo decepcionada cuando levantó su tarjeta de Amatista. Ninguna de las otras chicas estaba en su tienda. Pasó saliva. Pero al menos Dj Pon-3 estaría con ella. Ella siempre era amable, y estaba segura de que pondría música genial. Dj Pon-3 le dio una señal con los pulgares arriba y  Fluttershy sonrió.

Sunset estaba en la tienda Zafiro. Twilight levantó una tarjeta azul.

—¡Yo también! —exclamó, encantada—. Quiero decir, asumo que yo también. Técnicamente, los zafiros no sólo son azules. Pueden ser rosas, púrpuras, amarillos…

—Pero mayormente son azules —interrumpió Timber, quien la escuchó—. Es por eso que los nombraron por el latín saphirus. Eso significa azul.

Twilight lo miró con asombro. No con frecuencia conocía a alguien tan inteligente como ella.

—Lo sé—dijo bromeando—.Pero, ¿sabías que los zafiros son sólo rubíes sin cromo?

Timber sonrió  impresionado.

—No, ¿pero sabías que la tienda Zafiro es la mejor?

—No —respondió Twilight—. ¿Por qué?

—Porque tú está en ella.

Twilight se sonrojó.

—Apuesto a que le dices eso a todos los campistas.

Timber Spruce sacudió la cabeza, riendo.

—Claro que no.

Bulk Biceps sostenía una tarjeta roja y parecía confundido. Timber Spruce se acercó a él.

—¿Estás en la tienda Rubí ¡Esa es la peor! —Le hizo un guiño a Twilight.

—¡Oh, viejo! —suspiró Bulk Biceps.

—Estoy bromeando, amigo —dijo Timber—, la tienda Rubí es genial. Es como la tienda Zafiro pero con cromo.

Twilight rió. Timber era tan inteligente.

Timber pasó un brazo por encima del musculoso hombro de Bulk Biceps.

—Las tiendas Rubí y Coral se parecen bastante para el ojo inexperto. Mejor te muestro  dónde se encuentra. —Miró a Twilight—. Nos vemos luego.

Twilight lo observó mientras se dirigía a las tiendas. Un segundo después, se dio cuenta de que todas sus amigas estaban sonriéndole.

—¿Qué?

Applejack se rio.

—Nada.

—Eso fue adoraaaaable—dijo Rarity, entusiasmada.

Gloriosa apresuraba a todos a su tienda para desempacar.

—¡Vayan a desempacar! Nos reuniremos en los muelles en quince minutos para revisar las reglas de seguridad del campamento. ¡Díganme si necesitan algo!

—Yo necesito algo.

Un corpulento hombre de negocios con un mal peinado salió detrás del gazebo.

Gloriosa corrió sonriendo hacia él.

—¡Filthy Rich! ¡Qué bueno verte! —se apresuró a apartarlo de los campistas.

—¿Qué haces aquí? —dijo entre dientes cuando estuvieron a cierta distancia como para no ser escuchados—. El campamento apenas está comenzando.

Filthy Rich sonrió, satisfecho de sí mismo.

—Sólo admirando el paisaje, Gloriosa Daisy. Es tan relajante.

—Bueno —espetó Gloriosa—, puedes mirar los alrededores cuando el campamento haya terminado. Ahora, si no te importa… —Prácticamente lo empujó dentro de la limusina que lo esperaba.

Filthy Rich se subió con enojo.

—Bien —dijo con sorna.

Gloriosa notó que algunos de los campistas la observaban. Volvió a plasmar una sonrisa en su voz.

—Filthy Rich es un exalumno del campamento. Le gusta observar su viejo campamento de vez en cuando —explicó—. ¡Pero ya es suficiente sobre él, encuentren sus tiendas y guarden sus cosas! ¡La mejor semana de campamento está por comenzar!

Dio una palmada y los últimos campistas se dirigieron a sus tiendas. Sólo después de que todos se habían ido dejó de sonreír, Gloriosa Daisy no estaba contenta. Para nada contenta.
© 2016 - 2020 YuuriIshtar
Nueva  traducción ^w^

En esta ocacion les trigo la traducción del libro basado en la 4ta pelicula de mis chicas favoritas.
Comments0
anonymous's avatar
Join the community to add your comment. Already a deviant? Log In