I
literature

Iris, monstruos insospechados- capitulo 1: Caceria

MartinRodJR's avatar
By MartinRodJR   |   
0 0 142 (1 Today)
Published:
Capítulo 1
Cacería
Atardecía en la ciudad de Detroit, Michigan, en un pequeño parque en donde comúnmente se reunían niños de todas las edades a jugar y divertirse se encontraba un niño apartado de los otros que no se encontraba para nada contento, un pequeño de piel morena y cabello rubio que llevaba unos pantalones azules y una camiseta blanca, lo más curioso de su vestimenta eran un par de guantes de lana negros gruesos que llevaba puestos a pesar de que era primavera, el niño se encontraba llorando desconsolado en una banca y la gente que pasaba por el lugar solo lo ignoraba, sin molestarse en voltear a verlo, esto continuo así por un rato hasta que una mujer rubia de apariencia joven y muy bonita, la cual vestía un bello vestido blanco, se le acercó.
-¿Te pasa algo pequeño?- Le pregunto en tono preocupado.
-Es-s que… vine aquí a-a jugar con… mi hermano mayor que… se s-suponía iba a estar aquí y…  c-cuando llegue… n-no lo encontré… y ahora no sé qué hacer-respondió el muchacho entre sollozos y cuando termino de hablar quebró en un fuerte llanto.
-Oh pobrecito- La mujer lo compadeció- por favor no llores cariño te prometo que todo estará bien, ven conmigo y te ayudare a encontrar a tu hermano ¿Te parece?-la mujer le ofreció la mano.
El niño detuvo su llanto con aparente dificultad y aunque siguió sollozando le asintió a la mujer y tomo su mano, la mujer lo ayudo a levantarse de la banca y se lo llevo de la mano afuera del parque.
Horas más tardes cuando ya había anochecido la mujer se lo llevo hasta un apartado callejón oscuro entre dos viejos edificios, el niño se puso nervioso y observo su alrededor, no vio nada más que basura y una que otra rata escabulléndose por una reja que cerraba la entrada de unos pobres apartamentos que parecían estar abandonados.
-umm, ¿Dónde estamos?- Pregunto el niño.
La mujer no respondió, de repente soltó su mano y lo tomo del cuello con ambos brazos y lo levanto por encima de su cabeza estrangulándolo, el niño tomo los brazos de la mujer y su expresión cambio, ya no se veía asustado y triste ahora estaba enfadado y decidido, la mujer soltó levemente su agarre sorprendida y confundida por la reacción del niño el cual ella esperaba iba a entrar en pánico, de los brazos del muchacho salieron destellos de energía eléctrica las cuales se extendieron por todo el cuerpo de la mujer, ella se retorció de dolor y se vio forzada a soltar al joven el cual cayo inclinado en el suelo sosteniéndose con una mano para no estrellarse de cara contra el suelo y la mujer cayó al suelo retorciéndose de dolor por la descarga eléctrica.
-¿Qué fue lo que me hiciste?- pregunto mientras trataba de levantarse pero no podía porque su cuerpo estaba paralizado-¿Qué eres?
-No quieras hacerte la inocente, sabes bien lo que soy y yo sé lo que tú eres asqueroso monstruo- El muchacho le contesto fríamente.
La mujer se quedó callada por unos momentos y súbitamente soltó una risa nerviosa y dijo-¿te atreves a llamarme monstruo después de lo que acabas de hacer? Maldito fenómeno-
-oh si soy raro no voy a negar eso, y aunque me equivocara sobre la especie que eres eso no cambia el hecho de que trataste de estrangularme después de que fingiste querer ayudarme cuando pensabas que solo era un niño perdido, incluso si fueras humana seguirías siendo un monstruo- El muchacho respondió.
Sonó un fuerte golpe metálico cerca de donde estaban y la mujer volteo hacia donde se escuchó el ruido. Vio a un sujeto que llevaba puesta una chamarra gris y unos pantalones negros, se encontraba inclinado apoyándose con sus dos pies y su brazo derecho, basado en su posición parecía que acababa de caer y se acomodó de tal manera para soportar el impacto de su choque contra el suelo, el tipo se levantó y pudo ver que su piel, su cabello e incluso sus ojos eran de un color plateado brillante. La mujer, ya habiendo recuperado parte del movimiento de su cuerpo, se froto los ojos tratando de asegurarse que su visión no le estaba fallando, cuando volvió a observarlo este se veía como un adolescente ordinario con piel blanca, pelo rubio y ojos azules, la mujer se quedó intranquila deseando que lo que vio antes haya sido una ilusión.
El joven que recién había llegado se llevó una mano a la boca, la señalo con la otra y grito-OOOOOOOOOOOOOOOOHHHHHHHHHHHHHHHH ¿A QUE TE SUPO ESA? El chaparro te venció no solo física sino que también verbalmente JAJAJAJA-el muchacho se burló de la mujer y se puso a reír a carcajadas, la mujer giro la cabeza confundida y el otro joven se llevó la mano a la cara mientras gruñía en frustración.
-Ben, esto es un asunto serio, deja de hacerte el tonto y ven a ayudarme- El muchacho más chaparro lo regaño.
-Vamos ,,Lucas relájate, no es como si esta tipa fuera de algo de qué preocuparse, si es que pudiste vencerla con un solo ataque-Se excusó Ben.
-Ese no es el punto-se Quejó Lucas- se supone que tenemos que provocar terror en escoria como esta, ¿tú crees que van a tomarnos si te comportas de tal modo frente a ellos-
-Como sea, lo que importa es exterminarlos ¿o no?, como se sientan sobre nosotros da igual siempre y cuando los matemos-
Mientras los muchachos discutían la mujer trato de escabullirse tan rápido como pudo aprovechando su distracción-Mira es cierto que lo más importante es el exterminarlos, pero el tenerlos intimidados también es necesario para poder mantenerlos más controlados, si no nos temieran para nada no tendrían razón para no matar gente de manera más caótica y abundante de lo que ya lo hacen… Y TU QUEDATE QUIETA- Grito Lucas de repente, se medio media vuelta hacia donde la mujer se había arrastrado y arrojo un puñetazo en su dirección, de su puño salió disparado un relámpago, este la golpeó justo en medio de la espalda, la mujer gimió de dolor y dejo de moverse.
-Continuaremos esta conversación después, ahora tenemos un trabajo que hacer, acércate a ella y hazle la prueba-Ordeno Billy señalando a la mujer.
-Ok ya voy, por dios ya empiezas a sonar como mi papa- se quejó Billy mientras caminaba hacia la mujer en el suelo, estando junto a ella se agacho y extendió su mano por encima de la mujer y de su mano creció una pequeña bola de plata la cual soltó sobre su cuello en cuanto hizo contacto con ella la bola empezó a quemar su piel con tanta intensidad que empezó a echar humo, la mujer grito de dolor y se retorció como pudo para quitarse el objeto que la atormentaba-oye tenían razón si es una vampira-declaro Ben.
De repente la mujer empezó a reducirse de tamaño y pelo gris oscuro empezó a crecer por todo su cuerpo, sus orejas se volvieron puntiagudas y se reacomodar en la cima de su cabello, sus incisivos crecieron y se afilaron, su nariz se puso rosada y plana como la de un cerdo, sus brazos se convirtieron en alas membranosas, sus piernas se convirtieron en patas peludas con filosas garras y por debajo de sus espalda surgió una pequeña cola, al completar su bizarra transformación la mujer se había en un murciélago y ahora trataba de escapar en su nueva forma volando lejos del lugar pero las descargas eléctricas seguían afectándola y no pudo más que elevarse unos pocos metros antes de caer en un charco de agua sucia en el suelo.
-Vaya casi da lástima-Dijo Ben.
-Pues no lo hagas no la merece-Lo regaño Lucas.
-Oye dije “casi”-Se defendió Ben.
Lucas camino levanto su mano sobre la bola de plata y esta ascendió hasta la palma y cerro su puño para atraparla, se acercó hacia donde estaba la murciélago revoloteándose entre el charco de agua negra tratando desesperadamente de escapar, al darse cuenta de que Lucas ya se encontraba encima de ella se congelo en el lugar en el que estaba-por favor no me mates-Suplico patéticamente.
-Cállate, no tienes ningún derecho a suplicar por piedad después de todos los niños y niñas inocentes los cuales asesinaste cruelmente- Lucas respondió con desprecio.
-yo no sé de qué hablas-La vampiresa se hizo la inocente.
-No trates de hacerte la tonta, sabemos lo que hiciste, creíste que solo porque les chupaste las sangre desde una cortada en vez de con una mordida no pensaríamos que los mato un vampiro ¿verdad?, pero adivina que ningún niño pierde naturalmente el 80% de su sangre por una cortadura tan pequeña, y aparte de eso tuviste el descaro de traerme al mismo callejón donde se encontró uno de los cuerpos- La sermoneó Lucas.
-Parece que no eras tan inteligente como pensabas cariño-Se burló Ben.
-MALDITA SEA QUIEREN DEJARME EN PAZ ¿QUE LES IMPORTA A USTEDES’, SOLO TRATO DE COMER PARA SOBREVIVIR, COMO ES PEOR LO QUE HICE YO QUE LO QUE HACEN USTEDES PARA COMERSE UNA MALDITA HAMBURGUESA ¿EH?- La vampiresa grito furiosa y frustrada.
-Si realmente necesitas preguntar eso está claro que no hay manera de razonar contigo- Concluyo Lucas, tomo la bola de plata de su mano, la sostuvo contra su pulgar como a una canica y la apunto a la revoltosa murciélago-arde en el infierno-declaro, mientras su mano empezó a descargar electricidad con la que cargo la bola en su mano, antes de que la vampiresa pudiera responder de cualquier manera Lucas disparo la bola con la misma fuerza y velocidad que la de una bala justo en medio de la cabeza de la vampiresa matándola inmediatamente.
-Wow, brutal-Comento Ben- y ¿Qué haremos con el cuerpo?-
-Solo déjalo ahí igual nadie se va a fijar en el cadáver de una rata voladora-Respondió Lucas.
-Pues si supongo que tienes razón, mejor la verdad prefiero no tener que tocar esas cosas de todos modos- afirmo Ben
-¿Puedes llamarle a Gladis para que nos recoja?-Pidió Lucas.
-Si claro-Ben tomo un celular negro con un protector café que estaba tallado como un montón de plumas y le sobresalían por las esquinas de arriba un par de alas de plástico, su celular timbro dos veces antes de que lo respondiera-Hola… ¿Qué onda, Gladis? Oye ya acabamos ¿puedes venir por nosotros?... estamos en el callejón del tercer… ya sabes que… perfecto te esperamos junto a la calle más cercana-Ben Colgó el teléfono y lo guardo en su bolsillo trasero y junto a Lucas camino hacia la salida del callejón.
Cuando llegaron junto a la calle Ben comento- es la primera vez que te veo hacer esa cosa de disparar una bolita ¿Cómo le llamas a esa técnica? ¿La canica de la muerte? Jajaja-
Lucas se quedó callado por unos segundos y luego respondió-disparo relámpago de hecho, la cree para poder usar como proyectil cualquier metal no solo “canicas” como dices tú-
-ah pues bien, esta cool-Lo elogio Ben.
En ese momento llego un carro negro, dentro venían un hombre adulto calvo, alto, moreno y musculoso que llevaba una camiseta deportiva naranja sin mangas y unos shorts azul marino ´conduciendo y en el asiento del copiloto estaba una mujer pelirroja con un lunar en la mejilla derecha tenía el pelo chino y los ojos verdes, llevaba puesta un vestido amarillo brillante con decorados de flor.
Ben abrió la puerta y se desplazó hasta el otro lado del asiento mientras que Lucas se sentó junto a la puerta abierta y la cerro-¿Qué onda?-Saludo Ben.
-Buenas noches, muchas gracias por recogernos-Dijo Lucas.
-Buenas noches niños ¿cómo les fue? ¿El objetivo les dio problemas? -Pregunto la señora pelirroja mientras que el conductor ponía a andar el carro.
-Para nada Gladis, ese monstruo era bastante débil la verdad-Respondió Ben.
-Fantástico es bueno ver que están progresando, espero que sigamos oyendo buenos resultados como este-Los felicito la señora Gladis.
-Gracias, la verdad creo que ni necesitaba venir yo nuestro pikachu aquí solo pudo con ella fácilmente- Agrego mientras abrazaba a Lucas y le acariciaba el pelo.
Lucas se sonrojo y se contorsionó para zafarse del agarre de Ben-Ya te dije que no me llamaras así, no quieras tratarme como a un niñito es humillante y ya sabes que soy mayor que tu-Lucas se quejó.
-oh vamos, no puedo evitarlo es que eres adorable- se excusó Ben.
-No soy adorable, soy un cazador-dijo Lucas molesto, le dio un leve golpe en el hombre y volteo la mirada al otro lado con los brazos cruzados.
-Si lo eres-Insistió Ben en tono burlón.
-No lo soy- siguió Lucas enfadado.
-Si lo eres-
-No lo soy-
-Si lo eres-
-No lo soy-
-Si lo eres-
-No lo so…-
-SILENCIO-grito el hombre del volante-Ya están cansándome con sus tonterías, si siguen con esto detendré el carro, los echare y tendrán que regresar a la base a pie, ¿entendieron?-
-Si señor Héctor-Dijeron Lucas y Ben al unísono y a partir de ese momento ambos se quedaron callados el resto del trayecto.
-No tienes por qué ser tan brusco sabes, solo son niños-Le dijo Gladis.
-es exactamente por eso que uno debe ser brusco con ellos, los niños necesitan disciplina si esperan volverse gente de provecho, tú eres demasiado blanda con ellos y lo único que consigues es que se vuelvan unos inútiles mimados- La crítico Héctor.
-Soy apoyadora no blanda es diferente- Les respondió Gladis.
-Si del mismo modo que “apoyas” a Tyson para que sea una vaga desaliñado ¿verdad?-
-oh no me vengas a decir como criar a mi hijo ahora cuando has tratado a nuestra hija como un soldado desde que tenía cuatro-
-Eso es porque lo es-
Continuaron discutiendo de la misma manera durante todo el trayecto.
Siglos atrás cuando la humanidad apenas comenzaba a surgir la tierra era acechada por increíbles monstruos y criaturas de inmenso 
poder, estas criaturas acechaban incesantemente a la humanidad primitiva la cual no tenia forma de defenderse de ellos, pero todo 
esto cambio cuando Gaia, el espíritu de la tierra, le dio a un grupo de seres humanos el poder del iris el cual les permitía
luchar utilizando los elementos naturales del planeta, estas personas se hicieron llamar los cazadores y se dieron la tarea de 
utilizar sus poderes para proteger a la humanidad de aquellas criaturas extrañas, actualmente las criaturas siguen existiendo en 
secreto de la sociedad normal y aun existen cazadores tratando de exterminarlas en una guerra secreta que no parece tener fin.
Comments0
anonymous's avatar
Join the community to add your comment. Already a deviant? Log In