Shop Mobile More Submit  Join Login

Similar Deviations
Capitulo 5. Recuerdos y Tristeza
Durante el recorrido, desde que el papa de Jeff y liu los encontro en la escuela, incluyendo a Timmy, quien acepto la invitacion a almorzar con la familia para que se conozcan y convivir un poco, para distraerse durante el viaje, Jeff esta jugando con Liu, pero a Timmy se quedo viendo el paisaje desde la ventana del auto; siguio mirando la ventana muy pensativo, aun siguio recordando la pesadilla que tuvo el dia de hoy, lo dejo algo pertubado lo que vio...
Jeff: Timmy... esta bien?...-dijo al ver su mirada algo perdido- Timmy... Timmy!!!- toco su hombro para sacarlo de sus pensamiento-
Timmy: Eh?...-reacciono luego volteo a ver a Jeff- Disculpa Jeff, no tengo nada... solo estaba pensando un sueño que tuve, hace rato en la enfermeria... es todo...
Liu: Y como es ese sueño?... -pregunto entrometiendose en la conversacion- es un sueño bueno o malo?...- cuando trataba de explicar lo que sucede, el coche se detuvo, eso quiere decir que ya llegarón al hogar de los ***** , todos bajaron del coche, pero a Timmy sintio algo de nervios, debido a que es la primera vez de visitar la casa de un amigo-
Jeff: no tengas miedo Timmy...-dijo con animos- Vamos... creo  que mi mama nos esta esperando...-tomo la mano de su amigo, como si demostraba confianza-
Ya entrarón a la casa, los niños notaron una aroma muy delicioso, provenia de la cocina, decidieron entrar a la cocina a ver, hasta que vio la mama de Jeff y liu, preparando la comida para almorzar...
-Hola niños... -dijo al verlos con una sonrisa-como les fue en la escuela?....- apago la estufa, ya que termino de guisar-
Liu: Hola mamá... -dijo entre contento y algo apenado- bueno en mi primer dia nos las pasamos de maravilla... ademas... -luego Jeff lo interrumpe-
Jeff: Disculpa mamá... te acuerdas el nuevo mejor amigo que te conte ayer?...-dijo luego de que hizo señas a Timmy que pase- Es ese el niño... mama... te presento a Timmy...-dijo mientras que el mencionado bajo su mirada, ya que sentia algo nervioso-
Mamá: hola Timmy...-le dedico una sonrisa- Jeff me hablo mucho de ti...
Timmy: Ho... hola...-dijo nervioso-mucho gusto señora...
Papá: Hola mi amor... -dijo mientras le da un beso en la mejilla de su esposa, luego noto el olor de la comida- que bien huele...
Jeff: Que cocinaste mamá?... dime....
Mamá: ya lo sabran.... por cierto... ya tu padre me comento por telefono que ustedes se quedaron mas tiempo en la escuela...
Liu: Asi es... es por.... -luego Timmy interpuso en la conversacion-
Timmy: Lo lamento mucho sra. ******...-dijo apenado- yo tuve la culpa... es que tuve un pequeño incidente en la escuela y tuve que quedarme en reposo...por eso que Jeff y Liu me esperaron...-dicho eso, hubo un pequeño pausa hasta que la mamá puso una mano acariciando la cabeza de jeff y luego a Liu-
Liu: Mami... no estas molesta con nosotros?...-le pregunto de forma inocente-
Mamá: Ay niños... no estoy molesta con ustedes... al parecer que demostraron ser buenos amigos...
Papá: Tu mamá tiene toda la razón... solo quiero que ustedes dos no les pase algo malo si vuelven a quedarse en la escuela... no queremos que nos preocupen...
-Lo prometemos!!!- dijo jeff y Liu unisono, en cambio a Timmy comenzo a recordad un poco de su pasado, cuando su mamá se preocupaba por el, siempre le ponia atencion,ya hasta ahora ya no es lo mismo, solo recibe ignorancia y castigo; luego dejo de recordar, porque le traer tristes momentos-
Mamá: Muy bien... -luego cambia el tema- buenos niños... vayan a lavarse las manos, mientras pongo la mesa para comer...-ya dicho eso, los niños obedecieron a la mamá de ellos, fueron al baño, a Timmy miro por todos lados la casa, la decoracion es muy hermosa-
Timmy: Vaya.... que casa tan bonita...-siguio mirando hasta que salieron los hermanos ya con las manos limpias y secas- Ay...lo siento chicos... es que me quede viendo toda la casa...-dijo apenado-
Jeff: Con razón... Liu porque mejor te adelantas, yo acompañare a Timmy, creo que nesecita un poco de ayuda...
Liu: Ok... -dijo el menor adelantandose, mientras que Jeffy acompaña a Timmy a ir al lavarse las manos-
Jeff: Ok Timmy... ese el baño...-abrio la puerta-ahi esta...-señalo en lavamanos- yo te espero afuera...
Timmy: Ok... muchisimas gracias Jeff... -dijo abriendo la llave, ya que termino de lavarse las manos, vio de reojo el espejo, y noto que su reflejo trae puesta una extraña y escalofriante mascara, eso lo asusto cayendose del suelo, pero no grito, ya que no quiere llamar la atencion, hasta que...
Jeff: Timmy...-dijo ayudando a levantarse del suelo- Estas bien?... Timmy?... Timmy!?...-dijo despertandolo de su trance, ya que su rostro demostro el miedo, hasta que por fin reaciono- Dios mio Timmy, te que sucedio?...
Timmy: Es que...-señalo el espejo, pero esta vez su reflejo volvio a la normalidad- Que extraño... crei que...-temblo un poco-
Jeff: Ya Timmy...-dijo calmandolo- Ya paso... -luego de 5 segundos- muy bien, ya que esta calmado... vamos al comedor... nos estan esperando....
Timmy: Muy bien...-dijo dedicandole una sonrisa, salieron del baño y bajaron de las escaleras, entrarón al comedor, ya que vieron a sus padres y su hermano esperandolos-
Liu: porque se tardaron tanto...-dijo con un tono de curiosidad-
Timmy: Lo siento mucho... es que...-tomo asiento- tuve un pequeño problema, pero ya se soluciono...-sonrisa fingida-
Jeff: Muy bien... -tomo asiento- que preparaste de comer mamá...- pregunto, vio que se trataba de *****, al parecer que a Jeff le fascino lo que cocino su mamá- Yummi...-puso una cara de contento-
Timmy: Se ve delicioso...-dijo mientras que la mamá comienza a servir la comida en cada plato- Muchas gracias... -dijo en tono de amabilidad, ya comenzarón a comer, cuando el menor corto un pedazo de comida y comenzo a probarlo, al parecer que le encanto la comida que hizo la mamá de jeff y liu- Esta delicioso...-dijo con una mueca de felicidad-
Mamá: me alegro que te gusto... cuando terminen de comer... les trae un postre... -dicho eso, los niños se emocionaron con la noticia-
 Ya que terminarón de comer, la mamá recogio los platos sucio y pusieron platos pequeños limpios en la mesa, para el postre va ser Cheesecake con mermelada de fresa, eso hizo que Timmy se pusiera contento, ya que es su postre favorito...
Jeff: Veo que te gusta el Cheesecake.... no es asi?... -dijo al ver que se noto una sonrisa en su rostro-
Timmy: Asi es...-n_n- es mi postre favorito.... -dijo recibiendo el plato con una rebanada de ese postre tan especial para el pelinegro- muchisimas gracias....
Ya que terminarón de comer, los niños Jeff y Liu ayudo un poco a su mamá a levantar los traste que quedo en la mesa, ya que terminarón, Jeff le pidio a sus padres que si puede salir a jugar por la avenida, pero primero, los padre les ordeno que hiciera la tarea primero y luego  ya terminando pueden salir...
Jeff: Veo que te la estas pasando de maravilla Timmy...-dijo mientras subia las escaleras-
Timmy: Asi es...-le dedico una sonrisa- muchas gracias por invitarme...
Jeff: No hay problema...-terminaron de hablar, se dirigieron a una puerta que trae un pequeño letrero con el nombre de jeff-... muy bien... bienvenido a mi habitacion...-abrio la puerta y se dejo ver el interior del cuarto- por favor... pasa....-se hizo un lado para que pueda pasar-
Timmy: Gracias...-entro y vio que la habitacion se ve un poco desordenada, pero vio que tiene una consola de videojuego y una television, juguetes; algunos estan regados al piso, se sento en la cama para descansar- vaya...
Jeff: perdon por el desorden...-saco en su mochila algunas libretas- es que a veces no tengo ganas de acomodaba en la cama para hacer la tarea junto con Timmy-
Timmy: No importa...-dijo haciendo lo mismo que a jeff- creo que tu sabes cual es la tarea que nos toca...
Jeff: eh?... -pregunto, luego ya entendio lo que dice- ah ya... si quieres te voy a prestar la libreta para que puedas copiar... nada mas va ser unas poquitas...
Timmy: Ok... muchisimas gracias...
Jeff: Oye... para eso son los amigos... hay que ayudarnos....-sonrio, luego Jeff le presto unas de sus libretas para que Timmy copie la tarea- solamente hay dos tareas... si ambos podemos terminarlas, podemos salir a jugar...
Timmy: Gran idea...-y asi ambos niños aprovecharon el plan de terminar la tarea, ya algunos les parecio facil y o dificil; ya paso como menos de 1 hora, los niños pudieron terminar la tarea a tiempo, antes de irse a jugar a afuera-
Jeff: Ufff...-estiro sus brazos- al fin terminamos...
Tim: Eso es bueno...-dijo mientras guarda sus cosas en su mochila- vaya... me siento algo cansado...- se recosto un poco en la pared-
Jeff: Quiza vamos a descansar un poco, antes de ir a jugar afuera...-cerro su libro de golpe- ahh... bueno... que te parece si vamos a hablar un poco... comencemos con el sueño que tuvistes en la enfermeria, bueno ya parece que ese sueño le va afectar un poco a Liu...
Tim: .... -dudo mucho en si contarlo o no, hasta que por fin decidio hablar- bueno...-suspiro- te lo contare...  -aclaro un poco su voz- no se si es un sueño o una pesadilla.... soñe que estaba en un bosque con la poca neblina que hay, iba caminando hasta que me tope con otros niños... no parecen ordinarios... tienen un comportamiento muy extraño y... talvez... siniestro...-se escucho algo temeroso-
Jeff: Dios mio... -dijo con asombro- luego que paso?...
Timmy: Pues... paso algo extraño.... cuando trataba de hablar con alguien, nadie me hizo caso, trate de tocarlos, pero lo trapaso como si fuera un fantasma o un especie de ilusion... luego comenzo a desaparecer a cada uno por completo; hasta ese momento.... encontre un muñeco muy extraño, era blanco, no tenia rostro y de extremidades largos, cuando agarre el extraño objeto.......me encontre.....-se quedo paralizado, aun con los ojos apunto de llorar- con un extraño... pero.... el... -comenzo a temblar cuando trato de recordarlo, en eso Jeff alcanzo a abrazarlo para calmarlo-
Jeff: Tranquilo Timmy... ya paso... -dijo consolarlo- mejor ya no me cuentes esa pesadilla.... sale... -dijo ya que el menor dejo de temblar- ya esta mejor...
Tim: ..... -suspiro con un leve sonrojo en sus mejillas- Gracias.... -paso su manos por su mejillas, al parecer que estaba llorando- bueno... creo que ya nos tenemos que salir.... antes de que oscuresca...-pinto una sonrisa en su rostro-
Jeff: Asi se habla...-se levanto de su asiento- muy bien... vamos a jugar afuera... nos espera Liu -dijo siendo el primero en salir de la habitacion, luego Timmy se quedo un poco pensativo, recordando ese mal sueño, y tambien lo que sucedio en el baño... al parecer que algo raro va suceder, pero por otro lado tiene un amigo muy especial, no quiere que le pase algo malo; luego dejo de pensar y salio a alcanzar a Jeff ya que esta en la entrada de la casa junto con Liu, quienes los estan esperandolo para salir a jugar.-
Continuara
holihola.... muy bien... por fin pude escribir el capitulo 5 de Jeffsky (JeffxMasky)... hay algunas razones por mi retrazo.... uno que soy algo distraida, otro por falta de inspiracion y otro por hacer otros proyectos.... en fin.... me eforce demasiado en escribir ese capitulo.. en fin.... espero que sea de su agrado...
xoxo

------------------------------
English:
Hello!!!.... well ... I finally write the chapter 5 of Jeffsky (JeffxMasky) ... there are some reasons for my delay .... I'm somewhat distracted one another for lack of inspiration and another to do other projects .... in order .... EFORCE me to write that chapter too .. in order .... I hope you enjoy it ...
xoxo
Show
Add a Comment:
 
No comments have been added yet.

LinkXGanon. Don't like don't read.


It was the final battle. I drew my sword and Glared at Ganon who was sitting in his throne right in front of me. He was watching with a smirk as Zelda tried to cheer me on.  

"You can do it Link! You're the hero of time!" She shouted. While it made me calmer I was still full of trepidation, not to mention worn out from all the battles I have fought to make it here. I took a slow step closer to Ganon as I tried to look brave. Ganon laughed as he got up and walked down some steps to get closer. I watched his every movement as he watched mine,  there was a sick darkness outside that was crawling towards us. Midna  flew over to me and whispered what Zelda said. I walked forward and tried to land a hit on the evil man in front of me, only for him to catch my sword in air without cutting himself.

"My, impatient aren't you. This is going to be quick so don't worry." He said pushing my sword back making me lose balance for a second.  I narrowed my eyes and charged at him with my sword, which slashed his stomach. Ganon growled in pain and frustration as he struck back at me and knocked me off my feet. I feel with the breath knocked out of me. I gasped as Ganon smiled bigger and punched me in the head as I flew back some more as well as my sword. I tried getting up when Ganondorf picked me up by the head and laughed.  I looked over to see both Midna and Zelda horrified.

"You really are an idiot hero. You are nothing, so don't even try. You are a failure. To think Hyrule counted on you. Ha!" Ganon said in a mean tone.

"Link!" Zelda shouted across the room.

I cried as I felt Ganon squeeze my head. A tear slid down my face as he dropped me hard onto the ground.  I lied there for a while before Ganon started up with Midna and Zelda. I turned my head trying to ignore the fact I was covered in blood. I watched as Ganondorf moved towards the girls and laughed.

"You really had faith in that fool?!" Ganon laughed. He snapped his finger and monsters appeared. "Take them to the dungeon." He looked at me and tilted his head like a confused dog. He kneeled down and moved a piece of my bloody hair away from my face. I just watched as the gargantuan man sat up and spoke. "But not this one." He said pointing at me. I heard the girls screaming as I was picked up by Ganondorf. I let my body go limp, because if anything I would not want to die because I didn't have my sword. He tossed me onto a bed and jumped on top of me.

"Don't play dead hero." He said. I looked up at him in disbelief. There was a small blush on his face as a big one was on mine.  He leaned down and kissed me with his big lips as my eyes flew open.  With a smirk, the man watched me for minutes until I dozed off.

I woke up the next morning realizing where I was. In Ganon's bed, butGanon wasn't around. Where is my sword? I thought to myself. I got up and saw my tunic not torn and my boots were still okay but not my hat or pants. Damn, my outfit is almost completely ruined. I got up when I heard thumping and Zelda yelling in anger. I pulled the covers over myself and blushed as someone came in.  And then out. I pulled the covers back down and stared at the door, making sure no one else would walk in.  I got up and quickly put on my boots and my tunic and walked outside the room and. Looking around I saw a hall that showed light. Right there was the throne in which Ganon sat. I peaked around the corner to see Zelda and Midna standing in front of Ganon with arms crossed. They didn't look hurt, which was good. There was also an army from Hyrule. That means they escaped before getting put in the dungeon.

"We know you have Link! Let him go!" Zelda shouted at Ganon.

Ganon frowned then turned to see me. I blushed realizing what an awkward outfit I was wearing. Ganondorf smiled and gave me the "come here" hand signal. I slowly walked to him making sure not to make eye contact with the others. When I reached him, I narrowed my eyes.

"Why do you need this weak fool?" Ganon asked teasing me.

I growled as I tried to punch him, but my hand was caught and my arm was twisted. I cried out in pain as I fell down gripping my now sore arm.

"He is the hero of time!" Midna shouted. "Hope for both my land and Zelda's"

Ganon leaned down and petted me on my head.

"Sorry for hurting you." He whispered in my ear. I blushed even more and got up. I felt my other cuts and bruises aching as well as my arm but I walked right in front of Ganon's throne, showed my triforce, and with a strong punch, tried to hit him again. I was once again stopped and twisted but this time much softer. I was out of breath and fell ontop of him sliding slowly down his throne.

"What kinda hope do you have?" Ganondorf said rubbing my head softly. I shivered and closed my eyes thinking of playing outside with the kids again and helping heard the goats in the mornings.

"He will kill you! And if not, we will!" Zelda shouted.

"Go ahead, try, Link isn't going to. He failed three times already. Look at him!" Ganon said laughing. I kept my eyes closed thinking about the days with Ilia in the spring and riding Epona. I felt a slight bump as I realized Ganon tried to move. I opened my eyes and was placed on the throne. I watched as Ganon moved over to Zelda and Smiled.

"He isn't what you think." He said walking back over.

"What do you mean?" Midna asked.

"This." Ganondorf leaned down and kissed me deeply. I felt warmth come over me but I still shivered. Ganon moved back and turned to Zelda.

"Link will be mine for now on."



Ganon grabbed picked me up again and slowly walked away to his bed again. Oh God. Oh God. Oh God. He tossed me onto the bed and sat down.

"Did I hurt you?" Ganon asked sweetly. I cringed my teeth.

" The only reason why I kept you alive was because you look so innocent and cute." I blushed and sat up.

"You know I don't want them to take you away. You seem to be the only one who I feel I really love. For once I didn't want to smash someone. I don't want you to go." I moved over towards him and smiled putting my head on his shoulder. He looked at me in shock then smiled.
YAAAAAAAAAY
Show
Add a Comment:
 
No comments have been added yet.

What if Ghirahim was released from the sword when it shattered, and reappeared to Link after the final battle, and came to live on Skyloft with everyone else? Sure, he didn't exactly fit in, but it eventually worked out.

~*~

'"I'm really sorry, Link."
"Oh really??"
Ghirahim frowned. He knew it wouldn't be so easy.
"I feel so free now, Link. I feel like a completely different person. I was... drawn in to Demise's ways, and I realize what a HUGE mistake that was. I can't even come up with an excuse for my actions. I'm not the Demon Lord I used to be. I just want a second chance."

Link glanced up, and saw that hopeless expression on Ghirahim's face (One he thought he'd NEVER see) and he instantly caved.'

~*~

So, eventually, Ghirahim gained the trust of the Skyloftians and lived among them, quite ever-so-awkwardly. Eventually, he did construct his own home on a little island a ways away from Skyloft, but he always found a way to be around that sweet hero.

Link did try to go about his way, but there was just something missing. He couldn't quite put his finger on it. No, he and Ghirahim weren't the best of friends, but the world was at peace, and that was all that mattered.
Or so he thought.
When really, to be truly happy, the young knight needed much, much more.
Uhmmm..... Here you go? First attempt at GhiraLink DON'T KILL MEEEE! I have tried to write fanfics in the past, and they didn't really work out. But I have a plan this time! I think it'll rreally go well! Enjoy, please!!!

Chapter One!!!!-[link]
Show
Add a Comment:
 
No comments have been added yet.

"Zelda!" And sure enough, the young and beautiful princess was standing right there with a look of happiness on her face.

"Link! I've missed you so much!" She cried out in joy, running over and giving me a huge hug. I couldn't help but blush a little and laugh awkwardly.

"You too!" I chuckled. She finally let of me and stood back.

"You've been alright here?" She asked looking around at me and my clothes.

"Huh? Oh yeah. I've been fine." I said still slightly shocked about seeing her. I rubbed the back of my neck and laughed. "He really didn't hurt me."

"Really? That's a shocker." She smiled. "As long as you are okay I guess."

Then I was lost. I had so many things I wanted to tell her, but I couldn't. She would kill me, or wait, no. She would kill Ganon. Why the hell would I care though? Am I really still worried about him? A flash of lightning lighted the room again as my thoughts deepened. What would happen afterwards? I looked out of the window and saw small torches being carried out into the rain as I saw war continue. Suddenly, I felt soft gloved hands pull me away from the window and into a deep kiss. Zelda was kissing me? I blushed but tried to push her off. My eyes remained wide as I finally pushed her away.

"I'm sorry Zelda but I cant!" I shouted as fast as I could.

"Why?" She asked worried that she did something wrong.

"I just cant…." I said looking down.

"I see." She replied, with a focused look on her face. "At least help us kill Ganondorf."

She walked away, going back to the battle. I stared at the window and saw Zelda finally walk outside and stop the fighting. I watched eagerly to see what she was doing. Then I saw her sword being drawn. The wonderfully crafted sword glowed in the rain and brought a flash of light as she pointed it at someone. A large figure stopped running and watched as Zelda spoke. I realized who it was she was speaking to and felt panic rush over me. I was about to scream as I saw the two start to clash. I ran into the darkness of the castle and to the battle grounds as soon as I could. I realized I was unarmed and remembered that the sword was stored in the dungeons. The memory of trying to get there made shivers go down my spine. I looked at the fight, and back at the castle. I shook my head and ran into the middle of the fight.

"NOOOOOOOOOOOOO!" I yelled at the top of my lungs. I looked at the man and the princess in disgust.

"Link! You came to help!" Zelda smiled in joy. I shook my head.

"Don't fight." I panted.

"Link?" Ganon and Zelda asked together.

"Please don't. I beg of you." I said stepping away from the middle of the battle.

"Link. I have to get rid of this man. He captured you! He could've tortured you!" Zelda shouted charging at Ganon. Ganon, was focused on me however and didn't notice the princess about to kill him. I couldn't take it.

"No! Zelda, I love Ganon! He let me do whatever I wanted and didn't hurt me at all!" She paused in shock. Ganon looked shocked too, but the look soon turned into a smirk.

"L-link?" Zelda dropped her sword.

"I can't love you, because I already am in love with Ganon. I'm sorry. But if anything don't hurt him! Hurt me!"

Silence.

"Zelda, you can have your petty kingdom back. I don't want it anymore." Ganon said backing away from everyone else. "Link, will you run away with me?"

I looked at him with tears forming in my eyes. I hugged him tightly. I lost my best friends. Midna just giggled however. She was there the whole time. I looked at her.

"Ganon show him your ture form." She giggled. I backed away from Ganon with a questionable look on my face. He sighed and backed away even more. He turned into a huge blacked figure that was revealed to be a giant bull like creature.

I looked at him in fear.

"Still love him?" Zelda asked with a smirk as if she won.

I smiled lightly and climbed ontop of my former lover. He started to run off as soon as he heard Zelda shout "What the hell?"

I gripped onto ganon's fur and lied down on his back. I silently sobbed into his back as we crossed hyrule bridge.
vsf
Show
Add a Comment:
 
No comments have been added yet.

Cap.9 Recuerdos confusos
Mas tarde, Masky se despertó en su habitación, recostado en su cama, cuanto trato de levantarse, sintió un dolor insoportable, vio que su pierna esta enyesada, pero no le dio importancia, por mas que trata de levantarse, por puede soportar ese dolor, hasta que alguien entro, y es Hoody con una bandeja de comida; vio lo que esta haciendo el enmascarado, así que dejo la bandeja en el escritorio y fue directo hacia Masky...
Hoody: Que estas haciendo...-dijo en tono de regaño- debes estar en tu cama... -lo acomodo para que pueda recostar-
Masky: Hoody!?...-dijo con un leve quejido- que me paso?...
Hoody: No te acuerdas?... -termino de acomodar- Desobedeciste al maestro... porque lo hiciste?...
Masky: Es que...-bajo su mirada- la verdad fue imprevisto... yo no sabia de ellos estuvieron...- la conversación fue interrumpida por alguien, tocando la puerta- Si?...
-Soy yo Masky sempai... Murder girl... es decir... Yufiel- dijo al otro lado de la puerta- podemos pasar?...
Masky: See claro... pasa...-dijo en forma educada, luego entro Yufiel, pero no esta sola, al parecer hay otras personas acompañándola- Yufiel... Habbit... Skully.. y Ro!?...
Ro: Hola Masky...-lo saludo- por lo que veo ya te sientes mejor... -dijo en un tono amable, Ro es una Banshee a servicio de Zalgo, su apariencia es la de una chica de cabello negro, tez blanquecina y ojos negros con un brillo rojizo, trae puesto un vestido decorado con flores-
Yufiel: Nos alegramos tanto de que estés bien, sempai...
Habbit: Si.. excepto que te hayas roto tu pierna...-luego recibió un codazo por parte de Yufiel- auch...-sobándose el estomago- bueno... quise decir que...
Masky: no digas nada Habbit... -interrumpiendo, luego cambia el tema- por cierto... como fue que me encontraron?...
Hoody: De echo, fue Ro..- dijo mirando a la chica banshee- luego ella nos aviso que estabas en un lugar, apunto de ser asesinado por...-en eso, Masky lo interrupe-
Masky: Es cierto... -se levanto de su cama- Yu-chan... lo vi... vi ese loco de la sonrisa... -luego Hoody lo volvió a recostar, mientras le dijo como un "por favor cálmate"-
Yufiel: Estas bien!?...-dijo al verlo de esa forma-
Masky: Recuerdo... que estaba en esa casa, después que Alex me arrojo una roca... y...
Ro: Lo se...- interrumpió la conversación- perdón por interrumpir, pero creo que estabas apunto de ser asesinado por ese lunático... lo bueno es que llegue justo  tiempo, antes de que ese tipo acabada tu vida...
Masky: Ya veo...-bajo su mirada, poniendo su mano en su frente- "que extraño"...-pensó- "siento como si..."...-luego sus pensamientos fueron interrumpidos por el toce de la puerta, se trata de The Observer- ahora que quieres?... -dijo mientras que Habbit se escondió por debajo de la cama con la ayuda de Yufiel-... no estoy de humor para....
Observer: Un momento... -interrumpe- no eh venido aquí para molestarlos... simplemente, vine por un mensaje de nuestro amo Slender...-aclaro su voz-...  Bueno como Masky se había lesionado, van a volver a organizar equipos, y también creo que el amo va a hablar contigo... -señalo el enmascarado- creo que esta en problemas... -se rasco la nuca-bueno... nos vemos luego chicos...- se fue, dejando el grupo solos, luego Hoody ve de reojo a su amigo y Habbit salio de su escondite-
Masky: Oigan chicos... no se preocupen por mi... vayan a ver el maestro, yo... estaré bien... necesito descansar un poco... -ya dicho eso, Yufiel y los demás se despidieron de Masky dejándolo solo, en cambio, el chico de la sudadera puso su mano en la cabeza enmascarado- Hoody!?... -sorprendido y algo sonrojado-
Hoody: Tengo una idea... -se sentó a su lado para hablar- pero va ser entre nos... -se acerco para susurrar el oído- y así te vas a vengar de Alex... te parece?...-le dedico una sonrisa-
Masky: Gracias Hoody...-dijo casi sonrojado- eres mi mejor amigo... te quiero...-sonrio, pero parece una sonrisa muy triste, sintió algo de nostalgia al decir esas palabras, luego sus pensamiento fue interrumpido por el encapuchado preguntando que si esta bien?- Estoy bien... creo que ahora si necesito descansar un poco...-recostó en su cama-
Hoody: Muy bien... -se levanto de su asiento- nos vemos pronto Masky... -se dirige a la puerta- que descanses....-y se fue, dejando solo al enmascarado-
Ya que se fueron todos, Masky se recostó en la cama, haciendo un lado la bandeja de comida, ya que no tiene hambre, así que decidió dormir un poco-
                                        En el sueño:
Masky esta soñando en un especie de establecimiento, parece un hospital, pero el ambiente esta algo denso, sintió un escalofrió recorriendo por su columna vertebral; esta sentado en una silla de ruedas, pero lo extraño es que su pierna lesionada ya no tiene el yeso, pero en su pantalón esta manchado de sangre donde se encontraba el yeso, trato de levantarse de la silla con dificultad, ya que aun tiene la misma sensación de dolor, camino con dificultad en ese pasillo blanco e interminable; camino, camino hasta que escucho el llanto de un niño en una de las habitaciones, el pelinegro se acerco a la puerta asomándose a la ventanilla, vio que si esta en lo cierto, se trata de un niño entre 10 y 12, sentado en el suelo, abrazando sus rodillas, sollozando con la cabeza baja, su cabello es de color negro, despeinado y de piel blanca; de repente la puerta se abrió lentamente, no dudo mucho en entra esa habitación a pasos lentos, se acerco un poco al niño para hablarle, pero noto que el menor tiene unas marcas en los brazos y su complexión es delgada, parece que no ha comido en días.
El enmascarado se agacho para esta al altura del menor, acariciando su cabeza preguntándole... "estas bien?... porque estas llorando?"...
 En eso, el niño alzo su mirada y vio que trae puesta una mascara similar a la que lleva puesto, el mayor se quedo impresionado y a la vez confundido...
" un momento... acaso tu eres yo?..."
Luego volteo por todos lados al ver que la habitación comienza a cambiar por completo, ahora se torna a un parque de juegos abandonado, el lugar se ve abandonado, el pasto esta algo seco y los juegos están oxidados, el enmascarado volteo a ver al niño, de repente desapareció, pero luego se escucho gritos y algunos golpes; no dudo mucho en ir a ver que sucede, hasta que vio lo peor, se encontró tres niños masacrados hasta morir, pero no solo eso, mas adelante vio a un niño de espalda, con una roca en su mano, pero hay otra persona quien esta en frente del menor, reconoció que se trataba de Slenderman; en eso, comenzó a sentir migraña, cayo de rodillas soportando el dolor hasta que...
Fin del sueño
El enmascaro se despertó de golpe, sudo frió y de respiración agitada, reviso el despertador, vio que aun no es de noche, de repente sintió un escalofrió recorrer por la espalda, como si alguien lo esta vigilando, de repente, la puerta se abrió por completo, vio que se trataba de su amo... Slenderman; el enmascarado recordó que el iba a hablar sobre lo que sucedió ayer...
Por otra parte; la mayoría de los proxys están haciendo su trabajo, uno vigilando la zona, otros acechando a sus victimas y otros dejando pistas; en cambio Yufiel fue a despedirse de Habbit, ya que el no es un Proxy, simplemente es como un especie de mensajero o algo así...
Habbit: Hey Murder... muchas gracias por esconderme de The Observer...
Yufiel: Se nada Habbit... te deseo un gran día... -luego Habbit se fue corriendo, mientras se despide de su amiga- Sayonara... Habbit kun!!! - ya que se fue, la aprendiz volteo a ver a su amiga que tiene una mirada perdida- Oye Ro... estas bien...-pregunto pasando la mirada de la Basheen con su mano-
Ro: Eh... -despertó de trance- Estoy bien... solo... estaba pensando en... una misión...
Yufiel: Oye Ro... me puedes contar lo que sucedió, cuando fuiste a buscar a  Masky sempai... -dijo mientras se sienta en un tronco-
Ro: Pues.... -se sentó a su lado- por donde comienzo... sucedió cuando Lord Zalgo me mando una misión de encontrar uno de los proxys de Slender, porque tu amo lo pidió y fue así... -*inicio de flash back*-... " estaba buscándolo por el bosque y de repente escuche unos quejidos, proveniente de una casa abandonada, no dude mucho en ir a investiga, hasta que lo encontré, pero no estaba solo, ahi estaba el chico de la sudadera blanca manchada de sangre y es el mismo chico quien se enfrento con Slender, pensé rápido en atacarlo antes de lastimar a tu maestro".... -*fin del flash back*-... y eso fue lo que sucedió...
Yufiel: Ya entiendo... -se levanto de su asiento- Sempai tenia razón... vio ese asesino...-la voz de la chica se escucho como molesta, cerrando su puño-
Ro: Oye Yufiel... te encuentras bien?... -dijo al verla en como cerro su puño de forma de ira, hasta que ella suspiro-
Yufiel: Estoy bien... daijobu... -hablo de forma calmada- creo que tengo que volver a mi puesto... -dijo alejándose sin decir nada-
Ro: Hmmm...-pensó- "parece como si algo malo le paso"...
Durante el recorrido, la aprendiz de Proxy camino a paso lentos, hasta que se apoyo en un arbol, con un gran suspiro, preocupada por su maestro, Masky, pero también le preocupa algo o alguien, hasta que se escucho un ruido en lo profundo del bosque; la chica de la cicatrices se puso en guardia, sacando su katana y poniéndose su mascara, espero para atacarlo hasta que de repente, vio a un chico de cabello castaño, ojos verdes y su boca tiene una sonrisa cosida; la chica bajo su arma, al ver que esta mal herido, pero de repente, ella pudo reconocerlo, se trataba de...
Continuara....
aleluyah... Por fin llego el capitulo 9 de nuestra parejita favorita.... Jeffsky!!! me costo trabajo en terminarlo, aunque aun no se reunen esa pareja tan linda... tambien pensaba agregar otra pareja, pero va ser ChicoxChica, ya sabra que quienes van a ser... en fin... no se si hacer otro capitulo, porque tengo otros fanfics pedientes... van a ser tres en total... en fin... nos vemos luego... y dulce sueños yaoi... ok no...
Show
Add a Comment:
 
No comments have been added yet.

You can see green feathers sprouting from the feather roots now. :D

----

Would you like to buy some calendars of my lovebirds?


Bird photo album: [link]
Bird videos (youtube): [link]
Bird merchandises (calendar, mug, pillow, etc): [link]
Show
Add a Comment:
 
No comments have been added yet.

Ganon x Link Part 1

The twilight that riddled the land glimmered brilliantly that night, vermilion hues twisting the sky. Link relaxed down his sword and peered up, wondering what lay beyond the darkness. He lowered his gaze to the magnificent stair steps ahead of him, the large and foreboding entrance, and hastily ran through it, giving no wind to second thoughts.

It was dark when he entered. Midna glanced around, her orange locks dancing nervously. Link's eyes widened in determination when he saw Zelda, hanging like a ragdoll, above the dark figure of a red-haired man.

"Welcome to my castle." His voice was low, silky, taunting. He chuckled as he rose, rearing to be well over 6 feet when he stood tall. His face was the image of hardship and ferocity, his slate-colored skin contrasting his red locks and powerful shoulders. Midna stiffened besides Link. "I've been waiting for your arrival." He murmured, with a malicious smile.

"Ganondorf," Midna hissed, throwing him a look of pure hatred. "You know what we're here for; release Zelda!"

Ganondorf looked at her as if she were weeds, festering in a field of roses. "Twili... Be quiet, insufferable vermin, I have no interest in your liberties," Ganondorf spat, turning his golden gaze to Link, instead. His gaze was intense and focused; Link nervously tightened his grip on the hull of his sword, looking away from those irises of fire. "However…" he began, his voice almost a whisper. "The Hylian in the green garb strikes something in me…" He lingered his gaze on Link, memories flitting in his eyes, years of warring, and of obsession…

Midna looked to Link, and back to Ganon. She gritted her pointed, impish teeth and flew at him. Ganon brushed her off like a fly, grabbing at her neck. Link let out a howl and launched himself, aiming his sword at Ganon's heart. Sword clinks shattered the air.

"Foolish hero," he breathed, releasing Midna as she coughed, struggling to breathe. He let the swords linger in the air, ferocity connecting with ferocity. "There's nothing you can do now!" His eyes widened, his mouth twisting into a grin. His laughter echoed throughout the large room. "It's too late."

Ganon suddenly reared a giant hand towards the flaccid figure of Zelda, his grin never ceasing. She began to stir, moaning and shuddering, her eyes a blank white as they were torn open. She murmured and twitched like a broken doll, blood gurgling down her mouth and dampening her porcelain skin. Sticky purple energy bubbled out her mouth like smoke. Link stared in horror, his lips creasing into a snarl.

"No!" Midna cried out, black energy boiling around her. "I won't let you do this," her lips twisted, as the energy surmassed larger and larger, until it filled the room with inky force. She let out an inhuman shriek, a large Twili portal appearing, consuming the very ceiling in its brutal wrath.

Ganon watched in confusion as bits of flesh blackened and peeled off. He growled angrily as he disintegrated, being sucked into the realm he oh so hated. But, this time he wasn't going down alone; he licked his lip fiendishly, grabbing at Link's arm; the hero's gaze fixated on the portal. Link reacted fiercely, slicing close to Ganon's throat with his sword, as they both materialized into the Twili realm.
Part one of a Ganon x Link fanfic. no claimingg of the characters..
Show
Add a Comment:
 
No comments have been added yet.

-Merci! Merci a tout! –gritaba Francis desde la puerta de su casa a las demás naciones que se marchaban-. ¡Muchas gracias por venir y por los regalos, y espero que hayan disfrutado! ¡Hasta el año que viene!

Recibió como respuesta algunos gritos de felicidad, sonrisas y besos lanzados con la mano, lo que le hizo sentirse aún más satisfecho mientras volvía a entrar en la elegante casa y se dejaba caer en uno de los sofás con una copa de vino en la mano. Era el 14 de julio, el día en que se conmemoraba la toma de la Bastilla y cuando celebraba su cumpleaños. Y como todos los años, había celebrado una gran fiesta en su casa con champán, sabrosos aperitivos, buena música, dulces, iluminación, una tarta gigantesca hecha por sus mejores chefs y fuegos artificiales como guinda del pastel. Una velada magnífica en todos los sentidos, todo las naciones habían estado allí con su correspondiente regalo y habían disfrutado de la noche (incluso el cascarrabias de Inglaterra, con lo complicado que era eso, pero los ojos de Francia lo habían visto sonreír un par de veces y sabía que sus ojos no le engañaban). Feliciano y Ludwig habían bailado casi todas las piezas que habían sonado con sorprendente maestría y soltura por parte del italiano y con más aún sorprendente apasionamiento por parte del alemán, dejándose llevar por el ritmo de la música y disfrutándolo en vez de limitarse a repetir pasos aprendidos, como todo el mundo esperaría; todo esto estaba ocurriendo bajo la atenta mirada de la cámara de Elizabeta, quien ya pensaba en un precio justo en Internet por las imágenes grabadas. Por otro lado, Antonio y Gilbert jugaban a molestar a Roderich, quién intentaba ignorarlos y centrarse en una interesante conversación con Elise, para disgusto de Vash. Mientras tanto, Lovino y Emma discutían sobre si el chocolate de la tarta de cumpleaños era belga o suizo, llegando a la conclusión de que, efectivamente, era suizo, para desconsuelo de Bélgica. Por suerte, la tristeza se le pasó en el momento en que a Lovino se armó de valor para pedirle bailar. Estas y varias escenas más se fueron sucediendo durante la fiesta, haciendo las delicias de los invitados y proporcionando millones de anécdotas que sin duda serían comentadas en próximas reuniones de la ONU y en Facebook.

Sí, todo el mundo lo había pasado bien.

Todos menos una persona.

La persona que más le importaba a Francis que se lo pasara bien.

Matthew Williams.

No es que Canadá no hubiera disfrutado en la fiesta, es que simplemente no había aparecido. Y no es que se hubiera vuelto invisible como le ocurría algunas veces de manera inexplicable, Francis siempre era capaz de verlo aunque le pasara eso. Por alguna razón desconocida, el canadiense, el niño se sus ojos, había decidido perderse el que seguro sería recordado como el acontecimiento del año. Sin ningún tipo de disculpa, sin una llamada de última hora, sin una mísera nota que sirviera de justificación. No había sido que no le hubiera llegado la invitación, había enviado a Pierre IV, la que siempre utilizaba para enviar mensajes a Matthew y que nunca se perdía, y la paloma había vuelto sin el mensajito en la pata. Y aunque se hubiera perdido la carta había millones de comentarios en Facebook y Twitter y había sido el tema de conversación de todas las naciones en las últimas semanas para bien o para mal, se había tenido que enterar de alguna manera. Además, él siempre se había acordado de su cumpleaños, desde pequeño le hacia un regalo todos los años, ya fuera una colonia, un bote de caramelos, un vale para un desayuno con pancakes en la cama o un simple dibujo o una carta, para Francis los más valiosos. ¿Qué había pasado esta vez?

Durante la fiesta, Francis había aprovechado para preguntar a alguno de los más cercanos a Canadá, y ninguno había sabido decirle dónde estaba ni por qué no había venido. Arthur no sabía de quién le estaba hablando (para variar), Alfred le había dicho que no lo había visto en la última semana y que contaba con verlo en la fiesta para hablar de no sabía qué nueva estúpida idea contra el calentamiento global, Gilbert le comentó que el último comentario que le había dejado en el blog había sido hacía dos semanas, e Iván recordaba haber coincidido con él en una cafetería un par de días antes, pero no sabía exactamente el día. Las únicas que parecían tener algo más de idea eran Therésè y Lena: cuando Francia les preguntó, afirmaron que no le habían visto en los últimos días, pero dejaron caer entre líneas de que "probablemente estuviera en su casa" y que "no creían que se hubiera olvidado del día que era".  A la pregunta de por qué creían que no habría ido a la fiesta, las respuestas fueron confusas: mientras que Seychelles había puesto mirada ensoñadora y suspirado algo así como que eran cosas del amor, Mónaco había mirado hacia un lado y había replicado que eran cosas de tontos inseguros, y que lo mejor que Francis podía hacer era ir a casa del americano y preguntárselo directamente. Y reflexionándolo bien, tal como estaba haciendo el rubio ahora mientras miraba fijamente el tono carmesí del rioja que degustaba y que le había regalado España antes (nada comparable con sus chateaux, por supuesto, pero al menos era aceptable), su hermana tenía razón: de nada le servía quedarse en casa, dándole vueltas a posibles explicaciones y lamentándose de no poder haberle dado amour. Iría a verle esta misma noche, necesitaba aclararlo cuanto antes.

Al tomar esa resolución sintió un escalofrío, algo que no había sentido nunca antes: el miedo al rechazo. Para cualquier que estuviera con él en ese momento, algo así hubiera resultado absurdo: Francis Bonnefoy era un conquistador nato, siempre iba de caza y atacaba seguro de su conquista. Y era cierto, sabía los trucos y las estrategias perfectas para llevar a cada tipo de persona a su lecho con agrado y conformidad, pero también sabía que Matthew no era uno más de aquellos jóvenes que podía conocer en cada bar de París cada noche… Matthew era su osito de gomaespuma, totalmente achuchable y suave al tacto; era su reserva de Banff, natural, inexplorado y muy unido a sus raíces; era su bote de sirope de arce, dulce pero sin empalagar. Era el niño al que había encontrado rodeado de nieve, aunque hubiera crecido, pues no había perdido esa ternura y esa inocencia en el fondo. Era la persona a la que había visto crecer y por la que había llorado cuando los separaron. Era perfecto para algo más que para un rollo de una noche. Era su amor, su pareja, su vida. Y por eso temía perderlo, porque sin él lo perdía todo. Y si no había ido a la fiesta, a lo mejor…

No, no debía ponerse en lo peor, no todavía. Debía hablar con Canadá antes de cualquier cosa y preguntarle qué había pasado. Era probable que, con lo amable que era el canadiense, le hubiera pasado algo de última hora por lo que no hubiera podido asistir y no habría llamado para no preocupar. "¡Claro, tiene que ser eso! Mi Matthew es así de bueno y adorable siempre", pensó Francis en un intento de auto convencimiento, y lo cierto es que en gran medida lo logró. Aún así, no pudo evitar que una desagradable sensación en el estómago y un cierto desasosiego lo acompañaran mientras se podía el abrigo, salía de la casa y montaba en el coche, rumbo a la casa del niño de sus sueños.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Matthew apagó la luz de su mesilla de noche y se tumbó de lado en la cama, cubierto por la colcha y con la mirada perdida en las estrellas. A sus pies Kumajiro dormía profundamente,  totalmente desparramado y soltando suaves ronquidos. El rubio inspiró profundamente. A estas horas ya sería la madrugada del 15 de julio y ya podría poner fin a su enclaustramiento de 24 horas en su casa. Había un encierro voluntario, pero no porque quisiera realmente. A él le hubiera encantado estar en el cumpleaños de Francis como todos los años y disfrutar juntos de una fecha tan importante para su pareja, pero desde un tiempo hasta ese día ciertos temores y preocupaciones se habían instalado en su cabeza y le habían estado dando vueltas, susurrándole en el oído cosas que no quería pensar pero que le causaban un gran malestar y muchísimas dudas. Había intentado hacer oídos sordos, ignorarlas por completo, pero el miedo se hizo fuerte y ganó la partida. Como consecuencia de ello, Canadá había decidido no salir de su casa aquel día y no mantener ningún tipo de contacto con el exterior. Su única compañía había sido Kumajiro, olvidadizo pero fiel y cariñoso. Matthew lo había agradecido, claro, pero no era comparable a la compañía del francés, a sus abrazos protectores, a la sensación de cosquilleo que le dejaba su perilla en la barbilla cuando se besaban, a la manera que tenía de acariciarlo con dulzura y erotismo al mismo tiempo, haciendo que el canadiense se quedara sin aliento…  

-¿Quién? –musito Kumajiro entre sueños.

-Canadá –respondió Mattthew de manera refleja y volvió a suspirar.  Cerró los ojos y se arremolinó con las mantas y sabanas, ordenándose a sí mismo quedarse dormido. Pensar en Francia y en lo mucho que lo echaba de menos no le iba a ayudar y ya tendría tiempo de hacerlo por la mañana. Total, seguro que con toda la movida de la fiesta, los regalos y todo lo demás se lo habría pasado tan bien que ni se habría dado cuenta que él no estaba y no se habría acordado de él…

-¡¡Matthew!! –la voz de cierto francés, acompañado de repetidos golpes, resonó por toda la casa. Canadá se incorporó, sobresaltado y sorprendido. ¿Qué hacía Francis allí a estas horas?-. ¿Estás en casa? ¡Necesito hablar contigo, petit!

Canadá se levantó, sin saber muy bien qué hacer. En ningún momento creyó que Francia sería capaz de plantarse en su casa. Quizá hubiera esperado que lo llamara para preguntar si le pasaba algo… aunque claro, si lo hubiera hecho no lo habría conseguido, había desconectado la línea para que el aislamiento fuera total. El caso es que ahora la nación mayor estaba esperando en la puerta y Canadá no sabía cómo explicarle. Decirle la verdad quedaba descartado, no quería preocupar al cumpleañero, aunque no estaba seguro de que se fuera a creer ninguna otra excusa. Bueno, pues había que intentarlo. Tras ponerse la bata por encima del pijama de cuadritos que vestía y colocarse las gafas, Matthew bajó las escaleras a toda prisa y corrió a abrir la puerta. Al otro lado se encontraba Francis Bonnefoy de brazos cruzados, aún con el traje que debió haber llegado en la fiesta debajo del abrigo y con lo que el canadiense reconoció como alivio en sus ojos. Parecía que realmente se había preocupado por él.

-Buenas noches, Francis –saludó el chico de gafas muy bajito.

-Salut, mon cher –Francia no pudo aguantarse y atrapó al canadiense en un abrazo de oso-. No sabes lo que me alegro de verte bien. Cuando  he visto que no apareciste en mi cumpleaños, pensé que te había pasado algo.

-S-siento haberte preocupado, pero ya ves que estoy bien –Matthew se mantuvo estático, sin saber muy bien qué hacer. El mayor lo notó y se separó, mirándolo a los ojos. Los ojos de Canadá se veían tan brillantes, tan inocentes… tan culpables. El francés notó cómo la desagradable sensación de su estómago volvía con más fuerza. "Quiere dejarme", pensó. "Quiere dejarme y no sabe cómo hacerlo". Sintió ganas de llorar y de suplicar, pero se las guardó para sí. Para empezar, el chico del ricito aún no había dicho nada, y si realmente quería dejarle, no sería él quién se lo impidiera. Él sabía que el amor no se puede obligar mejor que nadie, y si el canadiense había dejado de amarlo tenía todo el derecho del mundo a buscar su felicidad por otro lado. Así que decidió ayudarle.

-¿Por qué no has venido a la fiesta, Matthew? –preguntó de manera falsamente casual cuando ambos entraron en la casa y se hubieron sentado en el sofá del salón.

-Eeeh… es que se me había olvidado… ya sabes, con todo el trabajo y eso, ni siquiera sé en qué día vivo… jeje… -Canadá río nerviosamente, rezando para que el cansancio y el vino que probablemente Francis se habría tomado le ayudaran a creerse su patética y nada creíble excusa, pero a juzgar por la mirada del francés, hoy  no era su día de suerte.

-Te llevo diciendo desde que eras niño que mentir está mal, Mattie. Ven –el mayor volvió a abrazarlo, haciendo que esta vez apoyara su cabeza en su pecho y acariciándole la cara con suavidad-. Y más si no sabes hacerlo. Matthew, yo… -se detuvo, buscando las palabras adecuadas para lo que tenía que decir-… me he dado cuenta de lo que te pasa sin que tengas que decírmelo…

-¿De verdad? –murmuró el de gafas, sorprendido y avergonzado.

-Sí… -Francia suspiró y miró hacia un lado, parpadeando repetidas veces para retener las lágrimas que luchaban por recorrer su cara-. Comprendo que no quisieras decírmelo y no quisieras hacerme daño, pero… si mantienes esto, lo único que conseguirás es hacernos daño a los dos…

-Lo sé, pero… -el canadiense se abrazó aún más a su pareja-… es que tenía mucho miedo… no es nada fácil pasar por esto…

-Pero mon cher, tampoco lo puedes estar evitando toda la vida –Francis negó con la cabeza-. En este tipo de cosas lo mejor es decirlo cuanto antes, y aunque lo pasemos mal, yo… yo no puedo obligarte a cambiar de opinión si tus sentimientos hacia mí han cambiado…

-Espera, ¿qué? –Canadá se separó del abrazo y miró al francés a los ojos sin comprender-. ¿Cómo si mis sentimientos han cambiando?

-Pues eso, que si has dejado de quererme, lo mejor es que lo dejemos aquí y no nos hagamos más daño… yo lo entenderé…

Matthew no se lo creía. ¿Estaba Francis hablando en serio? ¿De verdad creía que quería dejarlo?

-Francis, yo… yo no he dejado de quererte… -susurró el menor, sintiéndose culpable. Parecía que su idea para no causarle problemas a su pareja estaba resultado ser todo lo contrario-. Y en ningún momento se me habría ocurrido dejarte.

Ahora era Francia el que estaba confuso. ¿Canadá no quería dejarlo? Escrudiñó la mirada de su novio, en busca de alguna mentira, pero sólo encontró transparente veracidad. En su interior, notó su corazón latir de gozo al saberse aún querido por el chico de lentes, pero entonces…

-Entonces… ¿por qué… esto? –le tomó de las manos, aún preocupado-. ¿Por qué no he sabido nada de ti en una semana, por qué no has aparecido? ¿Qué te pasa, petit?
Matthew supo que era la hora de decir la verdad, así que tomó aire y cerró los ojos, dispuesto a contarlo.

-Verás, Francis, es que… no te encontré ningún regalo lo suficiente bueno para ti, y me daba vergüenza aparecer con las manos vacías…

-¿No estarás diciendo eso en serio, verdad? –le cortó el otro, incrédulo-. No puedo creerme que no fueras simplemente por una tontería como esa, Mattie. Tú sabes que no me importa que no me regales nada mientras estés conmigo.

-No me has dejado terminar. No era sólo por el regalo, sino… -el canadiense miró hacia un lado-… esto no es fácil de explicar…

Incapaz de encontrar los términos correctos para que Francis le entendiera, Matthew se levantó y miró por la ventana de la sala, siendo observado por la mirada preocupada y algo impaciente del francés. La brisa nocturna sopló sobre su rostro y le desordenó los cabellos, ayudando a aclarar y ordenar sus ideas. Se dio la vuelta y se apoyó en el alfeizar, evitando mirar a la cara a su pareja, no se veía capaz.

-Francis, tú eres una persona llamativa, brillante, carismática, pases por donde pases la gente de alrededor te mira y causas sensación, ya sea buena o mala, pero el caso es que tu presencia no resulta indiferente. Y siendo así, como eres… no creo que debas estar con alguien como yo. Yo soy insignificante a tu lado, poca gente es capaz de verme y mucho menos recordar mi nombre. Siempre estoy a la sombra de mi hermano, siendo comparado con él, y… -bajo la mirada-… bueno, pues eso, que si te ven conmigo, a lo mejor tu imagen y tu status empieza a decaer y empiezan a hablar mal de ti por estar con alguien como yo, tan poca cosa… y yo no quiero eso, así que… se me ocurrió que a lo mejor a los eventos importantes no debería ir, o al menos contigo. Así… así seguirás siendo tan popular como siempre y no te discriminarán ni te ignorarán…

No pudo terminar con su discurso, unos labios con sabor a vino acompañados de un cálido abrazo se lo impidieron. Matthew se sintió algo abrumado ante la repentina muestra de cariño, tan inesperada e intensa, pero no puedo evitar dejarse llevar. Al fin y al cabo, hacía una semana que el francés y él no se veían, y le había echado mucho de menos. Por su parte, Francis no podía creer que pudiera amar a su canadiense de lo que lo estaba amando en ese momento. Era tan bueno, tan dulce… sentía que no podía expresar lo mucho que lo quería sólo con palabras. Aún así, decidió intentarlo cuando se separaron.

-Mon cher, si fuera verdad todo lo que dices de que estropeas mi imagen y me haces quedar mal delante de otros… aún si eso fuera cierto, no podría separarme ni un momento de ti. Eres mi mundo, Matthiew, y te amo. Pero el caso es que no lo haces, eres totalmente perfecto así.

-Pero…

-No me interrumpas, por favor, tengo que decirte esto antes de que te hagas más ideas equivocadas. Eres perfecto así, en serio. Tu hermano llama más la atención, sí, pero por lo patoso y paleto que es. Tú siempre eres el favorito de los dos entre la gente que te conoce bien, que no son pocos… excepto para Arthur, pero que le vamos a hacer, sus grandes cejas no le permiten tener dos dedos de frente –sonrió-. A ti hay que conocerte un poco mejor antes de juzgarte, eso es todo. ¿Y qué más da si no recuerdan tu nombre o no te ven? ¡Ellos se lo pierden! Cosas como esas no deben hacerte enclaustrarte como un ermitaño, mon petit.

Canadá suspiró y giró la cabeza, sin saber qué pensar. Aquellas palabras eran la opinión de Francis, eso no le valía para convencerlo de que él no llevaba razón. Francis lo observaba, absorto. Suponía lo que estaba pensando y no estaba seguro de poder hacerle entender que sus ideas no eran correctas, pero la pose del canadiense unida a la forma en que la luz de la Luna se reflejaba en su piel lo inspiró. En su cabeza resonó una canción que le había oído un par de veces tararear a Antonio y que Alfred ponía a todo volumen en el coche últimamente. Cerró los ojos, intentando recordar la letra y tomó aire.

-Regálame tu risa, enséñame a soñar…

Matthew giró la cabeza hacia su pareja, sorprendido. No era la primera vez que lo escuchaba cantar, claro que no, pero nunca, ni en sus más extraños sueños, se le habría ocurrido que fuera capaz de cantar flamenco. Y sin embargo, si sus oídos no lo engañaban, eso estaba haciendo. Francis le sonrió, le cogió una de las manos al canadiense y mientras hacía que se la pasara por su rostro continuó:

-Con sólo una caricia me pierdo en este mar…

Acto seguido lo abrazó por la cintura y se acercó a su oído para continuar cantándole aquella canción que, por casualidades de la vida, tan bien encajaba en ese momento.

-Regálame tu estrella, la que ilumina esta noche, llena de paz y de armonía, y te entregaré mi vida.

La voz del francés era cálida y reconfortante. Canadá no pudo evitar recostarse sobre su hombro y dejarse llevar por aquella letra tan bella, sin duda aún más hermosa por saber que en ese momento se la estaban dedicando a él.

-Haces que mi cielo vuelva a tener ese azul, pintas de colores mis mañanas solo tú. Navego entre las olas de tu voz, y tú, y tú, y tú, y solamente tú haces que mi alma se despierte con tu luz, y tú, y tú, y tú…

Francis se separó, quería ver la cara de su canadiense en aquel momento. Sus ojos violetas brillaban de emoción y de amor, y la sonrisa de su cara, tímida pero sincera, le enamoró aún más de lo que ya estaba. Le cogió de las manos y se las sostuvo mientras seguí cantando.

-Enseña tus heridas y así las curarás… -se paró para besar aquellos dedos tan bonitos-… que sepa el mundo entero que tu voz guarda un secreto. No menciones tu nombre que en el firmamento se mueren de celos… -le acarició el rostro con suavidad-… tus ojos son destellos, tu garganta es un misterio.

Se besaron entonces, sin poder soportarlo más. Aquel momento era tan perfecto, tan dulce… tan romántico. Matthew se sentía comprendido y amado por el francés como no se había sentido nunca. Era tan bueno… siempre sabía cómo tratarlo y qué decirle para que se sintiera mejor. En cuanto a Francis… bueno, ahora que todo había acabado así, se alegraba enormemente de que el canadiense no hubiera aparecido por su fiesta. Aquel momento había valido la pena.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

-Cántala otra vez, Francis, por favor.

Francia miró a su pareja, quien estaba recostado en sus brazos. Ambos estaban en la cama del canadiense, contemplando la luna y las estrellas desde la ventana. Después de aquel momento tan dulce que había vivido se había sucedido los besos y las caricias, y habían necesitado un lugar más cómodo para ocuparse el uno del otro.

-Claro, Mattie –el francés sonrió-, te la cantaré todas las veces que quieras.

Matthiew, sonrió feliz, y cerró los ojos para concentrarse en la voz de su novio, tan clara y relajante. Estando así, entre sus brazos y embriagado por su olor, sentía que estaba donde debía estar, se sentía seguro. Con esos pensamientos y arrullado por la voz de Francis, el canadiense se quedó dormido en paz, bajo la atenta mirada del mayor, cargada de ternura. Aquel día había sido memorable para los dos. "El mejor cumpleaños de toda mi vida, sin duda", fue lo último que pensó el francés antes de caer él también en los brazos de Morfeo.

"Y tú, y tú, y tú, y solamente tú haces que mi alma se despierte con tu luz, y tú, y tú, y tú…"
Ua! Primer escrito que subo a DA y es del pervertido y su amante invisible! Quién lo diría? xD

Coñas aparte, este fic fue un reto de mi amigo :iconeeriewonder:. Le enseñé una canción y le pregunté con qué personajes creía que le quedaría bien, y de aquella conversación salió esto: lo más cursi y fluffy que he escrito en mi vida (con la paranoia incluída de un francés cantando flamenco, qué más se puede pedir?)

Bien, aclaraciones varias:

  1. Elise: Nombre humano para Liechstein. Sé que el nombre del fanon es Lily, pero quería hacerlo más auténtico, así que miré entre los nombres que había elegido Himaruya para ella y este fue el que más me gustó.

  2. Emma: Nombre humano para Bélgica. También lo saqué de los propuestos por Himaruya

  3. Thérèse: Nombre humano para Seychelles. Para ella no había nombres propuestos, así que miré en Wikipedia y descubrí que una de sus islas se llama Santa Teresa, así que Thérèse se quedó.

  4. Lena: Nombre humano para Mónaco. Según las webs de nombres para bebés, es uno de los nombres que están de moda en Francia, y me pareció que le pegaba.

  5. Reserva de Banff: La primera reserva natural que se fundó en Canadá.

  6. La canción que aparece en el fic es Solámente tú, de Pablo Alborán. Este chico malagueño es uno de los llamados "fenómenos redes sociales": colgó en Youtube vídeos suyos cantando en su casa y se hizo famoso (al estilo Justin Bieber, pero este canta mejor). Canta flamenco fusionado, bastante melódico. Una curiosidad es que exite una versión de Solamente tú en francés (la mamá de Pablo Alborán lo es), pero nopuedo encontrar la letra completa, así que utilicé la versión original para el fic.Por cierto, os recomiendo escuchar la canción a la vez que Francis la canta, yo lo he hecho y emociona mucho :heart:: [link]

  7. "En su cabeza resonó una canción que le había oído un par de veces tararear a Antonio y que Alfred ponía a todo volumen en el coche últimamente. " Lo de España está claro, Pablo Alborán es español. En cuanto a lo de América... Kelly Rowland, excantante de las Destiny Child, escuchó las canciones de Pablo en Youtube y quedó encantada, así que decidí reflejarlo ;)



Bueno, pues espero que os guste. Ya me contareis ^^

-Francia, Canadá y los demás personajes de Hetalia que aquí aparecen pertenecen a Himaruya
-Solámente tú pertenece a Pablo Alborán
-La imagen del preview tampoco me pertenece, pero la saqué de 4chan, así que no sé quién es el autor... si alguién lo sabe, que me lo diga.

*se vuelve a su concha de ermitaña y sigue estudiando Aprendizaje*
Show
Add a Comment:
 
No comments have been added yet.

Al pasar el rato, BEN se había despertado y salio del cuarto de jeff con mucho cuidado para no despertarlo, derrepente jeff se despierta y como no ve a BEN y veía que estaba abrazando a un almohadon, el creía cuando BEN le habia dicho eso, fué un ridiculo sueño se dijo a sí mismo, el va hacia la sala y ve BEN sentado en el sofa, jeff lo miraba atentamente y lo tomo en brazos.

-¡O-oye!¿¡q-qué crees que estas haciendo jeff!?-BEN le grito un poco sonrojado

-¿eras tú BEN? creia que eras un peluche-jeff hizo una sonrisa mientras habia dicho esa frase sarcastica.

-P-pués...b-bajame que esto para mí no es nada gracioco-BEN cada vez se sonrojaba más, con solo ver la cara del asesino.

Jeff lo dejo en el sofa y se sento al lado él, observandolo lo sonrojado que BEN estaba, no entendía el por que estaba así.

-¿¡te quedaras mirandome como un idiota por cuanto tiempo jeff!?-

-¿te inquieta un poco?-

BEN se sentía nervioso, el sabia que ellos dos estaban solos en la casa y no soporto más su impulso y beso los frios labios del asesino.Jeff se sonrojo y empujo a BEN.

-¿Q-qué mierda te pasa BEN?-a jeff se le veía enojado y nervioso al mismo tiempo.

-Fué un impulso raro que me dío-

Jeff lo tomo denuevo y lo acosto en el sofa,jeff se sube encima de BEN y los dos se empiezan a besar apasionadamente.
aquí esta el 3 capitulo para las chicas que lo querian con tantas ganas...aparte saque un poco de inspiración en el anime yaoi que recientemente ví por la culpa de mi hermano:"sensitive pornograph" para las chicas que lo quieran ver y les den hemorragias nasales al maximo(?)

okey no XDu pero muchas gracias mis hermo@s fujoshis por leer el fanfic :)

english ver.: [link]
Show
Add a Comment:
 
No comments have been added yet.

Llegua Eyeless Jack y Jack (Jack,mi Crepppypasta O.C)y ven a BEN ahi solo y se sientan a su lado y Eyeless Jack le dice:


Porque tan solo BEN?-.


BEN sorprendido por su llegada les dijo pero con voz un poco rara:


Ah..Solo estoy aqui para esperar a Jeff hehe..-


Jack voltea para todos lados de la casa y dice:


Mmmm,no has visto a Jane?-

BEN le dijo que no con su cabeza y de repente sale Jane de la cocina de la casa y BEN demasiado sorprendido,porque pensaba que ella estaba ahi desde hace mucho,y preocupado de que no habria escuchado todo lo que hizo con Jeff.


Aqui estoy chicos,han visto a Jeff?-

Eyeless Jack hizo la misma pregunta y BEN se sonrojo un poco pero un poco enojado y harto de oir esa pregunta les dijo:


Y porque coños todos buscan a Jeff?Yo solo lo espero aqui..-


Eyeless Jack sorprendido de la palabra que dijo BEN y le dijo:


Hey,Hey,tranquilisate hormiga,y tu porque esperas a Jeff eh?-.


Lo miro con cara desafiante y de pronto llegua Jeff del baño,todos sorprendidos de su llegada y Jane se aserca a Jeff con cara de coqueteo.


Ah..Aqui estas Jeff..-


Le da un beso en la mejilla a Jeff y le dice:


Hola mi Jeffy~..-


Jeff se quedo realmente sorprendido y se sonrojo mucho,BEN se quedo ahi y se sonrojo y sintio como si Jeff le ubiera sido ''infiel'' aunque no fuera su novio o algo por el sentido.BEN no pudo evitar mas la situacion y salio de ahi con una lagrima de sangre saliendo de sus ojos.


Jane,porque rayos me besastes la mejilla?y para que me nesecitas..?-


Ah..Nada importante,solo vine a la casa como siempre y saludarte.-


Jane seguia mirando con cara de coqueteo a Jeff,Jeff volteo su cabeza para los lados para olvidar eso y empujo de sus brazos a Jane.


Tengo que ver que le pasa a BEN..-


Y Jeff va con BEN que estaba en un arbol sentado solo.Jane,Eyeless Jack y Jack miran por la ventana.


Jeff se aserca a BEN y le dice:


BEN,porque rayos te fuistes?acaso alguien te hizo algo?-


Lo miro con cara de preocupado,BEN se seco las lagrimas de sangre que tenia y triste le dijo a Jeff mirandolo a los ojos.


No te cambio nada de sentimientos desde lo que hicimos...Verdad..?-


Eh?de que hablas?-


Lo que hicimos Jeff!Aun sigo siendo solo un amigo para ti despues de eso?-


BEN..Yo solo hize eso porque tu lo querias,solo porque tu lo querias,no por instinto.-


BEN al oir esas palabras no pudo evitar sacar lagrimas de sangre..El penso que a Jeff le empezaba a gustar,pero no..Todo fue solo como por un favor...BEN voltio su cara para abajo
y le dijo a Jeff:


Jeff,tu a mi...Me...Yo te...-


Arg,no me digan que lo haran denuevo?-


Jane dijo con cara de un poco enojada,y Eyeless Jack le dijo:


Como que denuevo?-


Y Jack dijo:


Como que lo haran?-


Si,lo hicieron-


Jane al parecer estuvo en la casa por un tiempo,el suficiente tiempo para oir todo lo que hicieron Jeff y BEN,Jane les dijo todo eso a Eyeless Jack y Jack,ellos no evitaron sentir un poco de asco,y dijieron que no le dirian a nadie.

Mientras tanto,Jeff se quedo ahi a esperar la respuesta de BEN,se harto un poco y le dijo con cara de molesto a BEN:


Hmm,mejor dime cuando no te comportes como un idiota..-Y volvio a la casa.


BEN se quedo ahi en solo,no queria volver,no queria ver la cara de su ''amor'' molesto,BEN solo lloro lagrimas de sangre y salio corriendo de ahi..Hacia el bosque..Solo..
Aqui otro episodio de esta historia de mier.. ok no xDD,
mugre Jane,siempre arruina los momentos BENXJeff -__-,
pobre BEN :c

episodio muy largo,lose xDDDD
Show
Add a Comment:
 
No comments have been added yet.