Shop More Submit  Join Login

The Journal Portal

Tune into the voice of the community by checking out deviantART's Journal Portal. Join the conversation by browsing, adding faves, and leaving comments, or submit your own Journal to let your voice be heard.

Submit Journal

50,566 Deviants Online

Devious Journal Entry

Sat Mar 19, 2005, 6:07 PM
Como duele quererte como te quiero...... (Federico Garcia Lorca)
Siempre me pasa lo mismo

De que me vale quererte tanto
Si después de la madrugada que desprendes con  dulce rocío
Destrozas los coloridos capullos de tu propia creación.
Se que los pisas sin notar su existencia
O si la notas, no es tu intención
Pero igual, aniquilas sobre mi pecho el fruto de tus actos momentáneos.

De que me vale quererte tanto
Puesto que sin detenerte a pensarlo
Desgarras este cielo estrellado de  querencias infantiles
Y entre ellos te llevas mis ánimos, mi fuerza y mi razón

La felicidad es como la riqueza... esta mal distribuida
  • Mood: Mortified
  • Listening to: Pastora, astor piazolla, velvetina de Miguel Bosè
  • Reading: Te llamarè viernes
  • Watching: a very long engashement

Hmmm

Journal Entry: Mon Mar 27, 2006, 10:15 AM
Well it's been, what, almost a full two years since I've been here? I think I'm over what ever upset me all those months ago, so...hopefully I'm back and will upload some artwork. When I have my book handy.

FORSAKEN
:iconshorelle::iconmoiraine:

CSS by sedART & petercui
Promoción gratuita a Bebo Valdés y Dieguito “El Cigala” LAGRIMAS NEGRAS.

Sería una buena idea que cuando estén el la tienda de discos revisen el trabajo discográfico de Bebo Valdés y Cigala. El disco ganador de Grammy lleva a el nombre de Lágrimas Negras. Es una recopilación de distintas canciones proveniente de distintos rincones de América Latina. Muchas canciones antiguas interpretadas de una manera distinta haciendo un fragante potpurrí de jazz, flamenco, bolero y otros estilos musicales que nadie, joven o viejo, se debe perder, por si exquisito sabor a contradicción creativo-conservadora.


PARA MAS INFORMACION: www.beboandcigala.com/bios.htm…

Even though you've abandoned me
Even though you've killed my dreams
Instead of cursing you with rightful anger
In my dreams I overwhelm you
In my dreams I overwhelm you
With blessings
-"Lágrimas Negras"
  • Mood: Humiliated
  • Listening to: Eu sei que vou te amar, gotan project
  • Reading: Atlas de Geografía Humana

Devious Journal Entry

Wed Sep 29, 2004, 6:50 AM
Las ruinas de un poblado estadounidense en la zona sur de Puerto Rico



  • Mood:
  • Listening to: Destino Paraiso
  • Reading: Las Edades de Lulu, El extrangero, Davinci Code

Otra Mierda Escrita

Tue Nov 30, 2004, 11:22 AM
Otra mierda más que escribo para sacar estupidos pensamientos de mi cabeza que a veces parece gustarle atormentarse a si misma, o a mi… si es que me quiero proyectar como independiente de ella.
UN DETALLE PECULIAR DE MI ASUNTO :Los nombres van languideciendo en mi memoria pero el sentimiento, el desasosiego continua inmutable. ¿Por qué será?

Lo que alguna vez fue,
Si es que pertenecía al mundo real,
Se desvanece en el agua.
El código de símbolos que conforman
Aquella manera de comunicarnos
Poco a poco se va eclipsando ante mis ojos.
Mientras intento inútilmente  rescatar las migajas
Del pan que me fue robado de esta ventana.

La catedral ha sido saqueada y abandonada a su suerte
Ya la colorida sombra del entristecido rosetón  
No  se siente capaz de contar historias con su  místico baile
Mientras ilumina largo camino entre arcos de medio punto
Que ahora se sienten interminables, sombríos y helados.

El gemido, el llanto, el grito desesperado
Se ahogan en el mar del vacío
A falta de la presencia  de parte de su identidad.
Un pedazo de corazón mancillado, burlado
Que solo mantiene el aliento gracias a la vela encendida
Al final del  camino que muere frente altar de la esperanza.

  • Mood:
  • Listening to: Mars Volta,Chispa Adecuada, N m lo puedo explicar
  • Reading: Malena es un nombre de tango
  • Watching: The Incredibles, La ciudad de los niños perdidos
Bueno ultimamente tengo muchas cosas: trabajo, una monografia de mi hermana que tal parece me fue asignada a mi, mi investigacion sobre el tango en el Buenos Aires de los años `20-`30 ( tengo que agradecer a Federico Balducci, por ser mi apoyo y complice en este proyecto), en fin muchas cosas.
Asi que lo que me he dedicado es ha hacer proyectos simples. son escritos inventados o que simplemente narran un instante o unas horas, no es un cuento, no es nada solo practica narrativa. La intesion es es practicar las tecnicas narrativas para mantener interesado al lector independientemente lo que diga es importante o no. Mejor dicho, no es lo que digo sino como lo digo. Aqui esta mi primer escrito.

-Tienes puesto el cinturón de seguridad?

      Me preguntó un tanto distraída mientras encendía el cinturón de
seguridad. Yo acababa de ponérmelo, pero aproveché su pregunta para
cerciorarme de que nuestros pasajeros traseros estuviesen bien amarrados a
su asiento.

      Los miré y sonreída les guiñé el ojo al notar de que los dos
angelitos estaban debidamente acomodados. Así que, convencida que todos
estábamos listos me relajé a la de vez de que buscaba con los ojos donde
estaban localizados los cds.

      Dos misiles procedentes de lados contrarios se dirigen en busca del
mismo "target". ¡Los Cds, la música, el gran botín de guerra! Dos cds
diferentes salieron disparados  tratando de llegar a la meta deseada. Pero
unas voces más potentes gritaron: "¡Lola!" Los dos cds que se preparaban
para luchar por el trono musical fueron sometidos a obediencia ante tal
petición.

      Mientras partíamos a favor de Luquillo comenzamos la travesía entre
inocentes voces alegres y que intentan seguir la canción sin conocerla a la
perfección y definitivamente en total ignorancia de su significado, lo que
presagiaba la algarabía de un divertido viaje a algo no tan divertido, o
mejor dicho NADA divertido.

      El lugar en donde mi amiga vive acompañada de sus dos hijos en una
apacible residencia terrera es un lugar de procedencia humilde, en lo
absoluto lujoso. Un lugar sencillo en donde puedes encontrar de todo, desde
el personaje más pintoresco parecido a una caricatura de esas que se dibujan
por "par de pesos" en los parques de atracciones y por las que los turistas
mueren, hasta el más común de los seres sin trascendencia.

      Hay que tener mucho cuidado al salir del barrio en carro, no se puede
ir a grandes velocidades puesto que el queso suizo que utilizan para
pavimentar la calle es el de peor calidad. Pero lo más curioso del asunto es
que la casa de Glenda es recinto de descanso, al menos así me siento cuando
paso algunos días allá, con su familia y amigos. Cuando entras en su
residencia sientes como  el tiempo corre de otra manera, ni para adelante,
ni para atrás, ni tampoco se queda  estático, es simplemente otra manera.
Allí, en ese recinto de muñecas de porcelana, es  inevitable relajarse y
reírse un poco.

       De todas maneras, ya íbamos en camino hacia Luquillo, mientras
sonaba "Lola" una y otra vez, mientras los chicos disfrutaban de un ritmo.
Poco a poco, entre cambio de música,  conversaciones, bromas, muecas, la
carretera despejada, algunos peajes el Camry verde pasó de ser automóvil, un
vehículo de transportación, a una especie de cápsula móvil, un pequeño
mundito dentro de otro más grande y mucho menos acogedor y mágico. Y de ese
modo continuamos en búsqueda de mi carro.

       El cd player tocó la música de Tiziano Ferro, el track numero dos:
"perverso". A mi amiga le encanta, a mi también y tal pareció que a los
chicos también pues bailaban moviendo sus brazos al comas de la música.
Surgió la broma..

-       Tiziano Ferro tiene la boca más sexy del planeta. Dije yo con voz
convencida, que más que expresar una opinión parecía un dato que compartía
para conocimiento de los demás. De ahí partió la guerra de la nada.
Estupidez a estupidez, de esas que se pelean cuando se bromea entre amigos,
y mientras la música cambiaba, "tardes negras", "del baño al aeropuerto".
Pero al llegar "no me lo puedo explicar" mi stamina bajo gradualmente hasta
quedar a  mínimos.  Si, lo admito  alguna vez te pienso pero no me tocas
más. "Solo que pensaba lo inútil que es desvariar y creer que estoy bien
cuando es invierno pero tu no me das tu amor constante no me abrazas y
repites que soy grande me
recuerdas que revivo en muchas cosas..."

Como las cosas pueden llegar muy dentro sin que uno se de cuenta. Glenda
sabe como las cosas me afectan y decidió cambiarla. Pero lamentablemente a
la hora del cambio su sucesora tampoco  no fue la más adecuada. "Aprendiz"
de Alejandro Sanz, menuda elección. "Nunca pensé que te vería remendando mis
heridas con jirones de tu piel".  Así que los ánimos fueron poco a poco
bajando. Los chicos se durmieron, y como a poco la contaminación, el bióxido
de carbono y lo peor de todo, los ánimos   fueron desintegrando aquello que
parecía impenetrable.

Pronto cada cual se ajusto a su ventana. Glenda a conducir aunque se que
realmente en su cabeza se había ajustado el piloto automático y su mente
divagaba por recuerdos y esperanzas casi marchitas por la espera y la
desilusión. Yo giré mi cabeza al lado contrario dando la espalda
casi a 120 grados de mi amiga, dedicándome a mirar por la ventana la paleta
de color de distintos tonos de verde  que rodea la autopista de Humacao.

Pensando en mil cosas a la vez, y por pensar en mil cosas a la vez realmente
no se piensa en ninguna completamente, pasó por mi memoria muchas escenas de
las conversaciones que tuve con Juan luego de que cada cual tuviera que
tomar su camino, uno por elección y el otro porque se cansó de esperar en la
intersección de sus vidas el regreso que nunca ocurrió.

Los chicos despertaron, como niños pequeños al fin las canciones románticas
les provocan una reacción nauseabunda, solicitaron a gritos que "lola"
volviese a sonar en la radio, y así fue. "yo voy por mi camino, tu tienes tu
destino, mi vi`a va pa`lante si estas o no conmigo..."   Nuevamente "lola",
"Lola", "LoLa", "lOlA" como si fuera
pajaritos de esos que aparecen en los muñequitos cuando le golpean la cabeza
a alguien. "No me llames Doloreeeeeesssss"

       A pesar de que las condiciones que primero se prestaron para una
atmósfera festiva, ahora no parecían tener ningun efecto al menos en los
pasajeros de al frente. Cada cual enserada en su pequeña cápsula de
pensamientos deformados.

       Miraba cada pedazo de paisaje que se me presentaba justo delante de
los ojos, el suelo pavimentado color negro, las valla de seguridad color
gris blanquecino, las franjas blancas que parecen competir con nosotros por
llegar a una meta imaginaria, se ven graciosas y libres según el movimiento
de 60 millas por hora de nuestro vehículo, todos estos detalles componen un
camino que interminable, sin comienzo ni final que nos acompañará hasta que
nosotros queramos. El Sol se ha dado cuenta de que solo le faltan algunas 4
horas laborables, y feliz de ponchar el fin de su jornada se dedica a
trabajar en los detalles dando distintas pinceladas de luces anaranjadas,
amarillas, cremas, azules, blancos y rojos creando la perfecta iluminación
para una sesión de fotos. Al menos, eso pensé cuando miraba las pocas casas
que se veían dibujadas en la distancia.

       De buenas a primeras siento que el viento que antes tenía las
puertas cerradas a nuestro mundo corre desembocado, el pelo que de por si no
lo tenía bien peinado comienza a comportarse voluntariosamente, golpeando
con su látigo de fuego mi piel. No le doy mucha importancia, saco la  mano
para poder sentir como él, con un juego feroz, empuja mi brazo hacia atrás
mientras descontrola la conducta de mi pelo y mi ropa, que de por si nunca
se ajusta a la perfección a mis deseos.

       Miré a Glenda y me pregunté a mi misma en que pensaba. Ella tenía
este único ristus meditativo que me provocaba mucha curiosidad. Supongo que
ella leyó mi interés en el rostro, comenzó a hablar de su tema favorito:
Gus. Gus, Gustavo, un hombre que no merece ni que escuche en los labios
húmedos y carnosos de mi amiga, quien inevitablemente lo pronuncia con voz
melancólica, una voz entre la alegría, la frustración y la tristeza, un tono
que solo se entiende cuando has escuchado esa historia patética de
seducción, engaño y amor marchitado. Lo pronuncia sintiendo cada letra como
si fuera la ultima vez que acaricia la vibración producida por el sonido que
nace en lo más profundo de su pecho, que viajó placidamente desde su memoria
hasta su diagrama y lo envía  como telegrama a sus labios.

       Yo es que la entiendo, pero a la vez  no la entiendo. Una mujer muy
guapa que ha sufrido la vil traición de saber que el amor de su vida se casa
con otra siendo aun su novio. No se  como  todavía tiene la capacidad de
pronunciar el nombre de su verdugo con la inocencia y el amor que los niños
guardan por sus padres sin importar si les hacen bien o mal.

       Me contó lo que pensaba, miles de ideas que en teoría suenan
hermosas que pero no tienes más destino que proveer un minuto de fantasía a
su vida.  Creo que por eso nos entendemos tan bien. Las dos somos dos niñas
que recogemos flores con los ojos cerrados en un rosal salvaje. Dos ilusas
que vivimos a base de sueños, y fantasías que solo caben en nuestro mundo
ideal.

       "... enamorá de to' el aire que tiene el paseo de aquí hasta tu
casa. Con lo bien que se esta tumbå en la terraza...". Suena el track numero
7 de un cd que solo esta destinado a que se escuche una canción. Perdí el
contacto con la realidad al escuchar esa frase. Por instinto pulsé el botón
para rebobinar la canción. Esta vez subí el volumen "enamorá de to' el aire
que tiene el paseo de aquí hasta tu casa." Perdí noción del tiempo, la
imagen de un recuerdo pedido despertó de su hibernación para desfilar con
gracia frente a mi. Maleta en mano, ropa de invierno en la otra trato de
tranquilizarme antes de comenzar un largo viaje de 8 horas que conduce a la
ciudad de mis sueños Madrid. El Madrid de mis amores y mis más frustrantes
sentimientos. El viaje desfiló por mi memoria sin perder detalle mucho más
rápido que las líneas divisorias en la brea. Los libros en la mano, la
comida asquerosa de los aviones, la copa de vino tinto que el motivo de mi
viaje una que me enseño a tomar y que en aquel momento lo usé para calmar
los nervios causados por la combinación del miedo a estar encerrada por
tantas horas y la ansiedad de bajarme en el aeropuerto de Barajas y llegar a
la casa que pertenece a la persona en que más confié, y que ahora  su
recuerdo me apuñala en el costado para que la herida jamás deje de manchar
el traje blanco de mis sentimientos e intenciones para él.

       Es viaje que atraviesa el océano hasta llegar a una de las ciudades
mágicas del mundo. Que tiene la capacidad de someterme al agradable sopor de
su ambiente, de su gente, de su música, de todo lo que compone la palabra
MADRID. Que no es un Madrid, sino muchos Madriles, cada cual con un encanto
individual que te obliga a desear jamás partir y que cuando partes siempre
suenas con bajarte en Atocha y escuchar la grabación del metro decir -
Próxima parada Recoletos. Y bajarte y caminar con calma, como si el tiempo
estuviera a tu merced, mirando todo, respirando ese aire contaminado por los
coches  que  en primavera parece muy agradable, hasta llegar al Museo
Arqueológico. Pasar el día allí o caminando con calma hasta llegar a Sol, un
camino muy largo pero que la magia de la ciudad te transporta sin molestia
alguna, solo hasta que llegas a algún lugar en donde sentarse, es allí que
te das cuenta que los pies te pelean por el abuso.   Quedarse  en Madrid
para siempre, como dice la canción de Sabina "yo me bajo en Atocha, yo me
quedo en Madrid". Todos estos sentimientos se proyectan solo por escuchar:
"enamorá de to' el aire que tiene el paseo de aquí hasta tu casa".

       Al darme cuenta de todas las cosas que pasaron por mi cabeza y de la
inevitable nostalgia que se avecinaba. Busqué cualquier tema de
conversación:

       -       ¿Crees que fue un accidente realmente la razón por la que
nunca llegó? Osea que no vaya a ser mentiras, parece ser una historia
demasiado montada.

       La observaba detenidamente rogándole con la mirada que me dijera que
si, que no me quitara la poca ilusión que me quedaba de que no me hubiese
dejado plantada. Detuvo el carro y me miró con ojos que me decían "otra vez
con lo mismo".

       Yo esperaba que me dijera lo que yo deseaba escuchar, por un
instante tuve miedo de que un balde de agua fría se abalanzara sobre mis
hombros cuando ella tardo en contestar.

       -       Tienes un revolú en esa cabezaaaaaaaa, dijo sin pena.
Primero, me hablas de Juan y luego me preguntas algo que no se de alguien
que no conozco. Vamos a ver, que se yo, puede ser que sea cierto. ¿por qué
no va a ser verdad?

       Me quedé mirándola con la misma expresión de nada que me da la una
pereza insólita, que me da cada vez que deseo algo que es imposible.

       -       Bueno. Mely dile al guardia que nos abra el portón de
entrada.

       No fue hasta ese instante que me di cuenta de que habíamos llegado.

       Con esfuerzo dice al "intercome" que me comunica con la caseta
blanca de techo verde en dónde el guardia de seguridad duerme el sueño de
los justos en lo que se gana su sueldo

-Residente de la 67. Melissa Bird

Pertenece a una de mis galerias: Narraciones por narrar
  • Mood: Humiliated
  • Listening to: Tiziano Ferro, Astor Piazzola
  • Reading: El Cantor de tango, cuentos de Borges,
  • Watching: poco tiempo, monografia de cristy me toco

¡ahy que trabajo me cuesta

Sun Mar 20, 2005, 6:51 AM
¡Ahy que trabajo me cuesta quererte como te quiero! (Federico Garcia Lorca)
Siempre me pasa lo mismo

De que me vale quererte tanto
Si después de la madrugada que desprendes con dulce rocío
Destrozas los coloridos capullos de tu propia creación.
Se que los pisas sin notar su existencia
O si la notas, no es tu intención
Pero igual, aniquilas sobre mi pecho el fruto de tus actos momentáneos.

De que me vale quererte tanto
Puesto que sin detenerte a pensarlo
Desgarras este cielo estrellado de querencias infantiles
Y entre ellos te llevas mis ánimos, mi fuerza y mi razón

La felicidad es como la riqueza... esta mal distribuida
  • Mood:
  • Listening to: Pastora, astor piazolla, velvetina de Miguel Bosè
  • Reading: Te llamarè viernes
  • Watching: a very long engagement

Por no ser justo

Tue Mar 8, 2005, 4:51 PM
YO, me canso de esperar
El timbre de la puerta
YO, me hastío de siempre escuchar
un nuevo cuento
Yo,  tengo que aceptar
tus disculpas

"Es que se me hizo tarde"
"Es que estuve incomunicado", "inconsciente"
"ocupado", "cansado", "enfermo", "dormido"
"se me olvido el camino", " se me murió el gato"
"…el perro", "…la cabra", "…el conejo", y hasta
" No llegué porque se rompió mi sombrero"

Y YO, siempre escucho,
una historia, un paquete, una farsa
Las razones ya no dan para tanto,
Pero Yo siempre,
Escucho,
Comprendo,
Entiendo,
Atiendo,
Y para colmo te beso

Y a su vez me canso.
Me duele.
Me hastío.
Me lo lloro entero
y sin remedio


Pero sabes, ya no,

Ya me he cansado

Desquite
  • Mood:
  • Listening to: Pastora

Devious Journal Entry

Thu Mar 3, 2005, 6:17 PM
Bueno estoy es solo un comienzo, me gustaria que si alguien lo lee me diga si esta bien o si le parece monotono

Bueno, yo no se como pudieron pero … cada cual con su rollo. Supongo que yo habré hecho alguna vez algo que puede parecer incomprensible para los demás, sin embargo para mi es… de lo más normal.  Cada cual con su vida, ¿no?

Pero igual, ¡que es increíble! Yo la hubiese dejado plantada en el medio del recital, si no fuera porque valía  demasiados puntos para aprobar la clase.  Te cuento con calma. Yo es que a ella ya no la soporto. En ocasiones pienso que lo quiere desmesuradamente, pero en otras… actúa como si no pudiera usar la razón, luego  de que hace las cosas, como si fuera poco, llora amargamente el dolor que le causó. ¡Como si no hubiese podido evitarlo! Es una estúpida. Te lo juro, ella tiene que tener algo en esa cabeza que no la deja pensar con coherencia.

Los asientos poco a poco fueron  ocupados por los visitantes. Cientos de cabezas se podían ver si se miraba hacia abajo desde el parco. Lugar en dOnde se sentaron puesto que el costo que entrada era mucho más económico. El le contaba la desgracia de su mejor amigo a un compañero de clase, al que invitó para no sentarse solo a ver un recital aburrido que ofrecían el conservatorio de música. Su amigo le escuchaba, como desconocía la historia no podía entender por qué él se encontraba tan nervioso, tan alterado por un asunto que ni siquiera era de él.

-"Tómalo con calma. Recuerda que no es asunto tuyo y que es la vida de el. Tu no puedes tomar decisiones que no pertenecen a tu incumbencia".  Trato de tranquilizarlo sin entender exactamente la situación.

El preocupado amigo respiro hondo y tarda unos segundos en dirigirle la palabra. No estaba molesto con él, ni con su amigo, sino con ella, solo porque no podía entenderla. Porque deseaba metérsele por dentro y ver que es lo que ella pensaba. Definitivamente el apreciaba a Penélope, sabía que era una buena persona, muy inteligente y sobre todo talentosa, ese talento había sido la perdición de su amigo, o hermano, porque más que un amigo era su hermano, su confidente, parte de su personalidad y su historia.

Apretó los labios y dijo, "por lo menos se que no seguirán juntos". Nuevamente guardó silencio y se dijo a si mismo en voz alta mientras jugaba con un hilo que se escapaba de la costura de su pantalón de algodón color negro. Tragó amargo y dijo con una voz que se desbalanceaba en el hilo que separaba la tristeza de el enojo.

Sabes, el se enamoro de ella en la universidad. Ella estaba en voz baja a eso de las 5:00pm. Creo que practicaba para una clase esas que dan en el conservatorio. Yo es que no se de esas cosas pero creo que era solfeo… o canto… mira en verdad que no se de que era. Simplemente me contó que el salía de sacar unas copias por el pasillo de la biblioteca cuando escuchó que ella estaba cantando en el pasillo. El acelero el paso para ver quien era. Supuestamente el pasillo estaba vacío pero cuando se fijo el vio las converse negras de alguien que marcaba el ritmo con un movimiento de pie. Según me cuenta, él no pudo evitar acercarse y mirar la cara de quien estaba cantando. Cuando vio quien era recordó haber visto esa cara en alguna clase. Ella lo miró y le sonrió.

-hola ¿cómo estas?
-Bien. Contestó muy parco
-¿Qué tal te fue en la clase con Rivera Claudio?

En ese momento se supo de donde la había visto. Recordó de que era su rostro favorito en aquel momento, y que siempre la miraba cuando entraba al salón de clase, siempre tarde. De primera intención no la reconoció, ahora llevaba el pelo corto con unas mechas salteadas color azul que le daban un "look" demasiado "hard core" para su cara de niña buena. La cara perfecta para crear una fotografía de estilo retro.  

Rodrigo no podía creer que en un momento como aquel, cuando ya no tomaba clases con ella tuviese la oportunidad de escuchar que su voz se dirigía a el. A él, y a nadie más que él ya que no había nadie en el pasillo a esa hora. Así que, "es ahora o nunca" se dijo a si mismo mientras comenzó a contarle de manera extensa lo que pudo haber contestado con dos palabras.

-Desde entonces recuerdo que no me llamaba tanto para salir. Llegaba tarde y se iba temprano y siempre le veía pendiente al celular. A mi eso, te juro, me tenía encojona'ito ya; y me vi obligado a preguntarle que le pasaba pues me había cansado de esperar a que él tomara la iniciativa.

-Mira cabrón ¿qué es lo que te pasa a ti con el jodió celular ese?

Rodrigo le miró y no pudo evitar sonreír. Sonrió con todo, con los dientes, con la boca, con las mejillas y hasta sus ojos sonreían sin poderlo evitar. Le hizo una seña con el rostro para que salieran de ruidoso bar un segundo.

El era un tipo guapo, tenía esa apariencia latina que jugaba entre lo encantador y lo sexy. Su  cabello negro y sus ojos cafre enmarcados en un hermoso cuadro de pestañas largas y espesas en combinación de unas cejas que parecían recibir el mejor de los estilos sin alguna vez haberse preocupado por arreglarlas, a su vez, las facciones de su rostro respondían al canon estético griego, que todavía hoy de manera velada persiste como líder en gustos estéticos, todo estaba demasiado bien dibujado, logrando un rostro atractivo y muy estilizado. Normalmente era el típico chico que sus amigos utilizaban como carnada para las chicas.

Era sencillo, el entraba solo y se paraba en la barra,  como siempre lograba acaparar la vista de algún grupo de muchachas solteras de esas que asisten a estos sitios a ver que encuentran. Luego de que ellas, o él mismo en algunos casos, se acercaran para tener el  primer contacto, sus amigos viendo que la red que habían lanzado nuevamente había tenido éxito en su misión, aparecían de repente intentando desviar la atención que se concentraba en su compañero con bromas y comentarios astutos.

Pero desde hacia una semanas mantenía una conducta algo extraña

Pertenece a una de mis galerias: Narraciones por narrar
  • Mood: Humiliated
  • Listening to: Tiziano Ferro, Astor Piazzola
  • Reading: El Cantor de tango, cuentos de Borges,
  • Watching: poco tiempo, monografia de cristy me toco

Malena: en el paseo de un vago

Wed Apr 27, 2005, 6:56 PM
Al terminarlo supe que una vez màs Malena habìa querido contar un suceso de su historia.

Caminaba con la mano en el bolsillo con aparte gesto indiferente y sin rumbo fijo. Disimulando la efervescente intriga que imbuía subiendo por mis venas descontroladamente.

Las mil historias sin narrar, la mayoría de ellas sin un principio o un final definido, una trama sin consistencia, simples narraciones mediocres por narrar. Un millón de automentiras en las que solo yo creía y un billón de preguntas que jamás podrán ser contestadas. Y así mientras miraba el suelo mientras caminaba cabizbaja y tensa, tratando de desviar los pensamientos hacia los zapatos, las sombras de los transeúntes que la luz de media tarde, las grietas en el abobe que utilizaron para pavimentar algunas áreas. Líneas que intentaba no pisar, me perdía en el incógnito mundo de mis sueños y desesperanzas.

¡Soñadora! Escuché la voz de la abuela dentro de mi cabeza. Las mil veces que me criticó y censuró mi personalidad como una inmadura e inconsciente. Tratando fehacientemente de desprender de mi mente esa ensoñación negativa que me persigue constantemente, alcé mi mano en gesto desesperado y me acomodé el sombrero mirando a mí alrededor disimuladamente buscando que algún suceso casualmente curioso me sirviera de salvavidas.

Para mi desgracia me encontré con los ojos críticos de mujeres y niños que en voz baja comentaban mientras caminaban a la plaza o al mercado la extrañeza de mi atuendo varonil. Entonces aquello que en teoría cumpliría la función de salvavidas y me rescataría de morir ahogada en mis propios delirios se volvió una serpiente despiadada que mordió mi mano dejando a merced de mis venas la ponzoña de su cruel burla.

Fue entonces cuando no supe a quien odiar más, si a la  gente, que jamás dedicó un momento para detenerse ante mí sin prejuicios o a mí por existir. Por intentar una y otra vez de seguir mis absurdas ideas que depositaba en un papel para luego pretender  que "los cuerdos" lo leyesen y comprendiesen mis esquizofrénicos pensamientos. ¡Absurda mi idea, mis ansias de gloria!

Siempre he tenido por sabido, y gracias a mi derredor que siempre se encarga de recordármelo,  que soy un ser extraño. Así que me he encargado de cubrir bajo las mangas  de este gabán oscuro, gris como mi vida, las marcas que han dejado las pústulas de mi propia peste.

Y así continué mi camino hacia la nada. El típico paseo que se regala un vago en las tardes que hace bueno. Absorta en ese mundo de alocadas fantasías tropecé y caí al suelo. Sin mirar el rostro de la persona con que me tropecé, note que me ofrecía  su mano para ayudarme a levantar. Rápidamente descubrí en sus manos las manchas del carbolcillo que se utiliza para dibujar, probablemente un artista callejero que regresaba de un día de inspiración en el   parque.

Dude un momento, pensé que podría jugarme la broma de ofrecerme la mano y luego retirármela Y fue entonces cuando con timidez y temor levanté mi mirada y  vi su rostro. Una cara hermosa en su totalidad, llena de vida y de luz,  que a través de sus ojos  y  sonrisa de ángel irradiaba la belleza de la inocente sinceridad.

Y fue entonces cuando por primera vez vi que un ser virtuoso extendía su mano a un animal inmundo. Y en ese momento supe que de él dependerían muchas cosas y que podía ser que pagara un precio alto por ese privilegio.

  • Mood: Mortified
  • Listening to: Velvetina
  • Reading: Redenciòn